Maestros jubilados, pieza clave para que la maestra Gordillo recupere el SNTE

Jubilados
Elba Esther Gordillo FOTO: WEB

«Soy alguien que se pone a disposición para ser útil y sacar de nuestra casa a los que ayer nos pusieron de rodillas». Asegura la maestra Elba Esther Gordillo. Cuando ella enfrentó toda la fuerza del Estado por su aguerrida postura contra el amasijo de leyes neoliberales envasadas y etiquetadas como Reforma Educativa, fue puesta injustamente tras las rejas. Durante cinco años y medio, la maestra conoció la traición de aquellos que ayudó en sus carreras políticas. Sólo muy pocos permanecieron leales. En ese tiempo, los partidos que avalaron el Pacto por México quedaron expuestos ante la sociedad mexicana, especialmente ante el magisterio quien finalmente les cobró la factura el primero de julio, votando en contra de ellos.

Hoy la maestra disfruta de su libertad; hoy la maestra cobra fuerza en todo el país, sabe que en el momento oportuno, podrá saludar de mano a la gran mayoría de los maestros activos y jubilados, que esperan su regreso frente al sindicato más grande y poderoso de América Latina. Por cierto, los jubilados no han sido bien tratados por Cepeda Salas, por lo que serán pieza clave para que la maestra recupere el SNTE.

Por otro lado, los líderes que en este momento presiden el SNTE, saben que tarde o temprano tendrán que entregar cuentas al magisterio mexicano por su falta de arrestos y su vergonzosa traición al andar de promotores de la Reforma Educativa que avaló el difunto Pacto por México. No hay de otra, la nueva Ley Laboral ha puesto contra la pared a la camarilla de Alfonso Cepeda Salas, y aunque no quieran, tendrán que pasar por el riesgoso escrutinio de las urnas. Y para eso, ya falta muy poco.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.