Avenida Principal

A que don Manuel Huerta Ladrón de Guevara, parece que en su casa están prohibidos los espejos. En una ocasión, queriéndose burlar de la edad de Yunes Linares declaró: «Si Miguel Ángel Yunes Linares viene y pide su pensión tiene derecho, si le da la edad, no ando investigando la edad de nadie, pero creo que es más grande que yo, la pudiera merecer, cualquiera». En esa ocasión le recordamos a Manuel Huerta de 61 años, que Yunes Linares, de 69 años, corre maratones, sin embargo, Manuel Huerta sólo corre tras las faldas de sus futuras empleadas.   Pero como si no entendiera que su aspecto físico delata su mal estado de salud, Manuel Huerta salió esta vez con la siguiente perla: “Muchos quisiéramos estar tan sanos como AMLO”. López Obrador ya lo reconoció, es hipertenso, le aplicaron un cateterismo por el riesgo de un infarto; cuando se sienta como que algo le rebulle que no puede ni siquiera mantener bien sentado. Pero no solo eso, ahora también sabemos que López Obrador tiene hipotiroidismo, gota y angina inestable de riesgo alto.   ¿Así de jodido quisiera estar Manuel Huerta? ¿Así de jodido como el presidente de México, que, de acuerdo con lo revelado por Latinus tiene graves daños en su salud? Claro que por lo que se ve, ahí la lleva don Manuel. Aunque la enfermedad más grave de Manuel Huerta Ladrón de Guevara, de acuerdo con las denuncias que le han interpuesto, es su incontinencia sexual. 

Como dijera el finado Juanga, “pero que necesidad, para que tanto problema”. Y es que, no había ninguna necesidad de mentir o de ocultar la información sobre la salud del presidente. Es hasta ahora, ocho meses después, que el némesis del presidente López Obrador, Carlos Loret de Mola, exhibiera los documentos jaqueados por un grupo llamado Guacamaya, donde se muestra que el presidente López Obrador en realidad se encontraba en un estado de salud grave.   Hoy el ejecutivo federal reconoce que su estado de salud no es el mejor, algo que la sociedad mexicana ya sospechaba y que no había ninguna necesidad de ocultarlo, sobre todo porque el asunto cobra importancia al considerarlo asunto de seguridad nacional.   Y es que, de acuerdo con la información difundida por Carlos Loret de Mola vía Latinus, el Gobierno Federal habría omitido dar cuenta de hospitalizaciones de emergencia y tratamientos médicos del presidente para padecimientos como hipotiroidismo, gota y angina inestable de riesgo alto. De modo que, el gobierno del presidente López Obrador tendrá que ser más transparente y comenzar a ser más honestos con la información que merece tener el pueblo. 

El día jueves 29 de septiembre una nota de Libertad bajo Palabra destacó uno de los tantos fraudes que se cometieron dentro de la administración de Hipólito Rodríguez en Xalapa. La nota de LBP señala: “Sólo con el fraude que operaron en las luminarias de Xalapa bastaría para procesarlos. Las luminarias las compraron hechizas, con partes chinas, ahora muchas de ellas están inservibles, pues no contaban con NOM, que especifica las regulaciones técnicas de observancia obligatoria expedidas por las dependencias competentes”. Ese mismo día, más tarde, el alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued sacó a relucir el tema.   En su oficina mostró a varios reporteros las lámparas “hechizas” con partes chinas que a los 6 meses de colocadas se fundieron. Señala el alcalde Ahued: “Las luminarias leds son un motivo, un atractivo turístico de la corrupción. Tenemos denuncia que ya fue ratificada por defraudación al Ayuntamiento, al Fide, por luminarias que heredamos de pésima calidad que no tienen la norma oficial y que no las quieren reemplazar ya que duraron sirviendo menos de 6 meses cuando la garantía por cada una de ellas era por 10 años".   Desde esta página señalamos que uno de los operadores de este fraude fue Jorge Vilar Lloréns, quien fungía como jefe de asesores de Hipólito Rodríguez, quien también tenía en CMAS carta abierta para realizar cualquier compra o contratación de proveedores. Señala el alcalde de Xalapa: “Hoy iniciamos los trabajos para que se contabilice el daño patrimonial si es que no reponen las luminarias o las cambian. Estas luminarias que se pusieron deben de aguantar como mínimo ésta y la siguiente administración municipal, y no están aguantando ni siquiera 1 año de funcionamiento, ya se están fundiendo la gran mayoría”. 

Gertz Manero estuvo a punto de salir de la Fiscalía General de la República. El escándalo al descubrirse su intento fallido por dejar en prisión a su cuñada y a su sobrina lo pusieron con un pie fuera de la FGR. Después estuvo el enfrentamiento con Julio Scherer Ibarra, a quien quiso meter a la cárcel; si no a él, a sus abogados. Pero tampoco pudo. López Obrador lo mantuvo en el cargo después de la paliza. ¿Para qué? Para gozar de su agradecimiento constante. Ahora Gertz Manero, más que estar al servicio de la nación, está al servicio de López Obrador.   Por ello, después de las presiones del Ejército, López Obrador tuvo que recular y pedirle que cancelara la orden de aprehensión a 16 militares que participaron en la desaparición de los 43 de Ayotzinapa. Gertz Manero, el fiscal agradecido, obedeció moviendo la cola.   Por ello López Obrador lo defiende: “La actitud del fiscal ha sido de colaboración, no tengo un sólo acto, una acción, un proceder contrario al propósito de aclarar lo sucedido y de castigar a los responsables y encontrar a los jóvenes (…) En ningún caso tuve resistencia del fiscal Gertz Manero ni del presidente de la Corte porque hablé con ellos y les pedí apoyo y colaboración, y los dos siempre dispuestos a ayudar”. 

El Día del Grito de Independencia, los gestos graves y el aspecto débil del presidente López Obrador despertaron una serie de especulaciones sobre la salud del mandatario. En el desfile se le vio incómodo, sentado como si algún malestar le acosara, esto despertó más los rumores sobre su estado de salud. Días después el presidente apareció en un video en donde se le ve cerca de una montaña, la que supuestamente subió.   Anota el presidente: “Después de las fiestas patrias, caminar y escalar para seguir estando al cien en lo físico, lo racional y lo espiritual”. Sin embargo, la información que los hackers del grupo “Guacamaya” dice lo contrario. De acuerdo con Latinus, quien posee la información de ese hackeo “el 2 de enero de este año, una ambulancia aérea del Ejército tuvo que ir a Palenque, Chiapas, donde se encuentra el rancho del presidente López Obrador, para trasladarlo al Hospital Central Militar de la CDMX”.   Al presidente sufrió ese día se le diagnosticó angina inestable de riesgo alto; tan grave el asunto que tuvieron que aplicarle un cateterismo. Es decir, en enero de 2022 pudimos quedarnos sin presidente y la opacidad de este gobierno lo ocultó, como ha ocultado muchas cosas. Por ello, que no presuma el presidente que está sano en lo físico, lo racional y lo espiritual. En estos tres rubros López Obrador anda muy mal. 

Ver todas »

28 de agosto Día del Adulto Mayor. “El corazón que late con fuerza en el centro de nuestro hogar”

Adultos

Armando Ortiz / En el México antiguo las culturas prehispánicas tenían en gran valía a las personas de la tercera edad. Ser anciano era símbolo de sabiduría, temple, conocimiento y se les consideraba dueños de una gran experiencia para la toma de decisiones. Los ancianos eran una fuente de conocimiento al que los reyes acudían para así poder gobernar sus reinos. Entonces los hombres vivían bien y llegar a una edad avanzada no significaba, como ahora, que uno habría de ser relegado, olvidado y hasta vejado...

Columnas

Informe rojo

Línea caliente

Vía empresarial

Por si acaso

Prosa aprisa

Desde el café

Rúbrica

Política al día

Los políticos

Entre dos tierras

Opinión

Repechaje

Punto de vista

Otro sí digo

Manantial entre Arenas

Cómo escribir sin andar escribiendo‏

De interés público

Tal cual

Números rojos

La razón entre líneas

Sin tacto

Astrolabio político

Al Aire...

Mediaciones

Política para no iniciados

Es mi pienso

Xalapa Antiguo

Fin de siglo

Paseos por el abismo

Mole de gente

Análisis

Tribunal

Enlaces patrocinados