La ruta

La ruta
La ruta FOTO: WEB
- en Opinión

Virginia Duran Campollo / La ruta emprendida por el alcalde de Xalapa ha sido polémica, pero es la correcta. Se entiende el malestar propio de las obras en construcción, pero eran muy necesarias sobre todo las viales. No podemos restarle a Ricardo Ahued Bardahuil el valor de su visión enfocada, alguna vez lo confesó, por hacer de la capital de Veracruz un punto importante no solo sede de los poderes del estado sino del turismo.

Su trabajo es intenso por los proyectos a realizar. Mismos a los que se comprometió en su campaña y que ha ido resolviendo poco a poco no sin las dificultades inherentes. Conserva el cariño y respeto de la mayor parte de la población que le conoce y admira. Es cierto que en otros hay incluso molestia por los problemas de tránsito y que han caído en la desesperación por el conflicto real de las desviaciones y los cuellos de botella.

Situaciones que ellos entienden y lo ven como algo momentáneo con beneficios duraderos. Hay un registro puntual de todas las acciones que realizan en el Ayuntamiento y que se trasmiten a través de su área de prensa a los medios de comunicación.

Información veraz y nutrida. *** Censurable es que los grupos antagónicos políticos del político – que ha crecido mucho- se empeñen en desacreditarlo. Buscan a trasmisores burdos con comentarios infundados, soeces, vulgares. Aquellos que cobran para pegar. Su propio desprestigio los anula. Ahued es de los pocos activos que tiene MORENA en el estado. Sobre sale con méritos propios y lo más importante no se engancha.

Conoce la política nacional y como se mueven los intestinos de la bestia. Lo delicado es que son grupos internos de su partido. Estigmatizados incluso por corrupción y nexos inconfesables que la mayoría en el gobierno conoce. No la tienen fácil aún con su muy cuestionable pasado acarreo que costó, según analistas, 1 millón 800 mil pesos.

Están temerosos y frágiles aunque quieran demostrar lo contrario. Hay que cuidar lo muy poco de verdadero valor que tienen y frenar las ansias de toreros de algunos interesados en ser gobernadores. Déjenlo trabajar bien pues es en favor de la población. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.