El poder detrás de la cortina

Poder
Foro de Davos FOTO: WEB
- en Opinión

Alberto Calderón P. / En nuestro imaginario siempre pasa el hacer de este mundo un lugar más equilibrado, en busca de la fraternidad, el amor propio y el de sus semejantes, un lugar en donde el bienestar, la salud y la alimentación alcancen para todos, un planeta donde sus habitantes cubran las necesidades básicas, pero al parecer no es así. El poder es superior, está por encima arrasando lo que no sea de su interés, no todo está perdido, siempre hay voces individuales y foros como el de Davos, donde se manifiestan participantes en favor de un mundo más justo, Recordemos que el poder siempre ha estado unido a lo largo de la historia, el diamante en bruto, la piedra angular es el control económico. Es la sombra tras la cortina, los poderosos del mundo, también han hecho cosas buenas, sin embargo su poder y dirección del futuro cercano está en sus manos, va más allá del interés del gran conglomerado humano.

Los poderosos de forma organizada se reunieron por primera vez en 1954, el objetivo era fraternizar la unión entre europeos y americanos, la reunión fue exitosa al grado de bautizarla como “El club Bilderberg” por el hotel que albergó la primera reunión, se encuentra en los países bajos. A la fecha se siguen reuniendo, ahora convertido en un enorme monstro. Su lado oscuro les favorece, cuentan con la tecnología de punta en desarrollo de las comunicaciones, tienen un profundo conocimiento sobre la ingeniería de la conducta (la manipulación). Sus hilos llegan a todas partes dice Manuel Estulin, autor del libro Club Bilderberg controlan el gobierno de los Estados Unidos, la Unión Europea, la Organización Mundial de la salud, el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones de gran envergadura.

Es desalentador saber que quienes mueven los hilos de la conducta, los valores, el consumismo y muchos otros tópicos de nuestra vida, está en manos de una coalición y que otro importante foro, incluso puede tener un vínculo con el antes mencionado, que se realiza en Davos Suiza, con el nombre de Foro Económico Mundial, una organización importante no gubernamental. Son muchos los puntos que se abordan en él, termina el 26 de este mes, pero entre lo que me llamó la atención se encuentran “las colaboraciones público-privadas” (CPP), eso me hizo pensar en el atraso económico en el que se encuentra nuestro país, un relativo desarrollo de las ciudades, y un abandono de las pequeñas poblaciones rurales.

En su página oficial mencionan que muchos gobiernos locales no tienen la capacidad de los recursos para llevar a cabo transformaciones urbanas para tener a las poblaciones más seguras y prósperas. La principal prioridad de la reunión es acelerar el progreso para resarcir el impacto de la pandemia y valorar los desafíos globales para crear una nueva era de crecimiento, construir sociedades más sanas y equitativas, salvaguardar la alimentación y aprovechar la cuarta revolución industrial.

Desde mi punto de vista la automatización de los procesos de producción desde la generación de insumos hasta el consumidor final en un esquema digitalizado en todo el proceso dejará sin empleo a miles de trabajadores, el reto será que hacer con esa mano de obra desempleada en una sociedad cada vez más industrializada. Debemos aprovechar las inversiones de capital privado para sacar adelante el rezago social, económico y ambiental o cerrarnos a las inversiones extranjeras siguiendo una economía de estado como la tuvimos en los sexenios de la vieja escuela populista.

 

*Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.