Resultados de elecciones extraordinarias de Oaxaca y Veracruz, son mala señal para la esperanza de México

Morena
Movimiento de Regeneración Nacional FOTO: WEB

Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, así reza un popular refrán de antaño. Su significado es muy sencillo, éste señala que, si acontece alguna desgracia a quienes son de nuestra condición y trato, debemos temer que otro día pueda sucedernos y, por tanto, estar prevenidos para que el golpe no sea tan fuerte. Esto aplica a los dirigentes de Morena en Oaxaca y Veracruz, quienes no tuvieron los resultados esperados en las elecciones extraordinarias celebradas el domingo pasado. En el estado vecino de Oaxaca se celebraron en seis municipios; Morena sólo pudo ganar uno, perdiendo sus candidatos cinco posiciones.

Lo que debería prender los focos rojos en Morena es que, tan sólo en San Pablo Villa de Mitla, el municipio más importante por su mayor cantidad de población, el candidato de la alianza PAN-Panal ganó con amplia ventaja (61.3 por ciento) dejando hasta el tercer sitio a la candidata de Morena, quien sólo obtuvo el 11.8 por ciento.

En Veracruz las cosas también pintaron mal para Morena, ya que de cuatro municipios disputados, sólo pudieron ganar el municipio de Amatitlán. Estos resultados seguramente no le gustaron nada al inquilino de Los Pinos, sobre todo que muy pronto cambiarán gobernador en Oaxaca. Ni hablar, no cabe duda que en esta vida se siega lo que se siembra.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.