Quien manda en México es el Gobierno de EU: Porfirio

Opciones
Porfirio Muñoz Ledo FOTO: WEB
- en Opinión
*Culpa a Gobierno de AMLO de la muerte de migrantes
*¿Con qué cara vamos a defender ahora a los mexicanos?

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / ES CURIOSO como el Presidente Andrés Manuel López Obrador exige respeto para los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, pero su Gobierno –el de la cuarta transformación- no lo ofrece a extranjeros ilegales de centro y Sudamérica que cruzan el territorio nacional en busca de llegar al vecino País del Norte, sin tener siquiera la intensión de quedarse en este País, sino de cruzar el rio Bravo para internarse en la Unión Americana donde buscan que cambie su destino. Y es que aquí, a los migrantes se les maltrata, ataja, encarcela y se les encierra en mazmorras para evitar que sigan su camino, y en ocasiones se les desaparece. Pero AMLO dice que apoya la reforma migratoria en Estados Unidos prometida por Joe Biden que permitirá la regularización de 11 millones de indocumentados (la mayoría mexicanos), pero advierte que estará pendiente de cómo voten en su momento los partidos Republicano y Demócrata la propuesta, aunque acepta el programa quédate en México que obliga a ilegales a retornar a la república mexicana para esperar aquí si les dan asilo o no en EU. Lo que llama la atención es que AMLO, aunque se dice defensor de migrantes, el Senado esté a punto de llamar a cuentas al titular del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño Yáñez, luego del “accidente” de un tráiler repleto de indocumentados en Chiapas que dejó como saldo 55 muertos y más de 100 heridos pero, sobre todo, que logró “burlar” todos los retenes instalados, un cuento que no se lo traga nadie cuando recientemente han sido detenidos elementos de la propia policía Estatal traficando indocumentados en calidad de “polleros”.

AUN SE recuerda cuando el pasado miércoles primero de este mes, cinco elementos de Fuerza Civil fueron detenidos por efectivos de la Guardia Nacional presuntamente por trasladar migrantes en vehículos oficiales en Coatzacoalcos. Los preventivos llevaban a los extranjeros en dos patrullas, en total 10 migrantes, cuatro de ellos menores de edad, de origen centroamericano. Se dijo que la Guardia Nacional detectó las patrullas con migrantes en carretera, por lo que decidieron interceptarlas. Tras dialogar con los policías de Fuerza Civil, supuestamente los preventivos no lograron dar una explicación, por lo que fueron detenidos. Los efectivos de Seguridad Pública fueron trasladados a las instalaciones de la Guardia Nacional donde se realizaron los trámites de rigor para dar parte a sus superiores y luego ponerlos a disposición de las autoridades ministeriales, mientras que los extranjeros serían turnados al Instituto Nacional de Migración (INM) para posteriormente ser enviados a sus respectivos países. Por ello, el cuento de que los retenes no detectaron al tráiler de la muerte no deja de ser una falacia.

POR ELLO Porfirio Muñoz Ledo no tiene empacho en denunciar que “el gobierno es responsable de la tragedia en Chiapas”, ya que México ha cedido su soberanía ante exigencias de EU. En efecto, el ex senador morenista y fundador de la nueva izquierda mexicana refiere que lo ocurrido en Chiapas es consecuencia de las políticas migratorias de la actual administración dictadas desde Washington, con el uso de la Guardia Nacional para reprimir migrantes, con el encierro en cárceles migratorias que parecen campos de concentración y la prohibición para que los centroamericanos y caribeños puedan viajar en autobuses, y vaya que no le falta razón, y basta observar como los extranjeros que cruzan ilegalmente por la frontera sur son reprimidos y agredidos severamente, incluso, atropellados y hasta desaparecidos. Muñoz Ledo no duda en señalar que se trata de un crimen de lesa humanidad, y es consecuencia de la pérdida de la soberanía y dignidad de México, de la sumisión del actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos y de la complicidad a su política xenófoba y racista contra mexicanos y centroamericanos.

POR ELLO refiere que el pasado jueves, cuando 54 migrantes fallecieron aplastados al momento que viajaban en un tráiler es algo dramático, “es la tragedia que revela un doble discurso. A mí me apena profundamente que el presidente López Obrador se preste a todo esto”, dice Porfirio y asume: “México que cacarea ser un gobierno de avanzada en política exterior, como sí lo fue en otras épocas, no tiene ningún empacho en asumir y cumplir con las políticas más nefastas de Estados Unidos”. El ex embajador en varias naciones y ex representante de México ante la ONU argumenta que nuestro país ha renunciado a la soberanía sobre el territorio nacional y ha entregado en el sur de México a los Estados Unidos. “La pregunta es dónde empieza Estados Unidos y dónde comienza México, si la política del sureste la dicta Estados Unidos, hemos renunciado a la propia”. Y ya encarrerado sostiene: “Yo esperaba de López Obrador otra conducta y no entiendo porque ha cedido mucho más que cualquier otra administración a las exigencias de Washington al prohibir incluso que los migrantes puedan subir a un autobús en México. Quien manda en México es el gobierno de Estados Unidos”, lamentó el ex presidente de la Cámara de Diputados.

Y ALGUIEN diría que Muñoz Ledo respira por la herida pero, lo grave es que tiene razón, sobre todo cuando subraya que estamos ante la peor política migratoria de la historia del país. “Han existido malas, pero ninguna como está”. Recuerda que en sus tiempos de funcionario federal, el gobierno mexicano nunca obedeció a los Estados Unidos que quería imponer que sellara la frontera sur de México. “No recuerdo una situación tan grave y de haber ocurrido lo hubiéramos denunciado ante instancias internacionales”. También recordó que cuando fue secretario del Trabajo promovió ante la OIT una convención sobre trabajadores migrantes. “Usamos nuestro prestigio internacional ante Naciones Unidas. Ahora con qué cara vamos a defender los derechos humanos, con qué cara vamos a defender a nuestros migrantes en Estados Unidos o a los mexicanos en cualquier parte del mundo”, se pregunta.

LAMENTA QUE desde el inicio del Gobierno de la llamada Cuarta Transformación exista una complicidad manifiesta entra las autoridades gubernamentales, incluyendo la Guardia Nacional para perseguir a los migrantes que llegan por el sur del país. El ex diputado por Morena indica que cuando se ha querido denunciar estas violaciones a los derechos humanos de los migrantes “hemos sido acallados. En la Comisión Permanente del Congreso, siendo yo diputado, pretendí exhibir un video en la que la Guardia Nacional golpeaba y arrastraba a migrantes y me lo impidieron”, y rememora que cuando pretendió denunciar acontecimientos graves que ocurren en la Estación Migratoria Siglo XXI en Chiapas, donde filmó a despecho de las autoridades maltratos cruel hacia los migrantes, “similar a un campo de concentración nazi, donde niños sufren a pesar de las leyes mexicanas e internacionales que hablan de un interés superior de la niñez; cuando uno entra a esa estación migratoria en Tapachula se siente una enorme vergüenza nacional. Nos hemos hecho cómplices de una política xenófoba, racista, violatoria de los derechos humanos y dictada desde Estados Unidos. Hay una sumisión y perdida de la soberanía y la dignidad”, dice Porfirio, y vaya que es la puritita verdad. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.