Othón no se equivocó…

Othón
Othón Hernández Candanedo y Bingen Rementería del Puerto FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Salvador Muñoz / El mensaje de Othón Hernández Candanedo como Coordinador de bancada del PAN era de solidaridad para con Tito Delfín y a la vez, un llamado a la unidad en el partido para que se dejen a un lado las diferencias y se pueda construir un partido firme para poder representar a los ciudadanos que siguen viendo al PAN como una opción política en el Estado. “En el PAN, somos un solo equipo, y como equipo caminamos juntos para librar las diferencias y unir esfuerzos…”

Cuando Othón Candanedo evita que hable Bingen Rementería Molina, vicecoordinador de la fracción azul, retirándole el micrófono y literalmente sacarlo de la sala de juntas Manuel Gómez Morín del Grupo Legislativo del PAN, pudo verse como un villano, quizás hasta majadero con uno de sus iguales, pero hasta cierto punto, el misanteco sabía lo que se avecinaba de la boca del porteño: un mensaje contrario al que acababa de dar.

¡Y así fue!

Cuando minutos antes Othón ondeaba la bandera de paz en señal de tregua, Bingen en entrevista fuera del Gómez Morín, desenterraba el hacha de guerra señalando a la familia Yunes de haber perdido “el control, la cordura y el sano juicio” y en “un aire de humildad”, considera que esto sucedió a partir de que se nombró al coordinador de Senadores del PAN, es decir: a su papá Julen Rementería.

En pocas palabras, llevó a Tito a un pleito entre los Yunes y los Rementería, al grado de soltar un chistorete: “No me extrañaría que si los deja su mujer, sean capaces de convocar a rueda de prensa y digan que es culpa del Senador”.

Dijera el Divo de Juárez: ¡Pero qué necesidad!

Y sí, qué necesidad de enviar “mensajes encontrados”… tan fácil que era haberse callado, guardar mesura, prudencia porque más que buscar la unidad, Bingen expuso sus fobias, propias en un partido que se presume democrático y que por ende, hay diferencias de criterios, pero no es el momento de sacarlas a flote, cuando la prioridad es una en este momento, como bien me lo dijo el diputado Miguel Hermida: Tito.

Tito debe ser factor de unidad no el pretexto para ahondar la división en lo que parece ya guerra de dos bandos.

A Hermida le queda claro que si en este momento no hay un cierre de filas (que no filias), se le pinta al panista en general un escenario devastador en el momento en que suceda otro evento como el que vive Tito… hoy fue Tito, mañana puede ser cualquiera, pero la postura de las partes advierte que el sujeto en desgracia política sólo será un juguete, un muñeco que será jalado de un lado a otro sólo para sacar a flote las diferencias de uno contra otro…

Lo mejor que puede hacer el PAN en esta crisis que vive, es ocuparla para reorganizarse, reconformarse y en un momento dado, reencontrarse consigo mismo… en aras de que la sociedad, el ciudadano, aún pueda verlo como una opción electoral

Othón no se equivocó al quitarle el micrófono a Bingen… aunque al final, todo acabó en un “No pasa nada, chingao!”, al menos, el misanteco y el porteño, a través de un video, demostraron que entre ellos, no hay “purrum”… tan cuates como siempre…

Tuxpeños, de fiesta!

En Tuxpan, andan esponjados después de que Bola 8 presentara al nuevo Coordinador de Asesores de la Secretaría de Gobierno: Marco Antonio Medina Pérez.

Uno de los pocos diputados federales veracruzanos que estuvo activo en la pasada Legislatura como en su distrito y en un momento dado, de los pocos que vale la pena rescatar en espera de que su labor en la esquina de Palacio de Gobierno, le abra las puertas que Bola 8 se ha cerrado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.