Banco Azteca se quedó con sus depósitos de 8 años; la mujer los embargó, se llevó productos por 330 mil pesos

Azteca
Banco Azteca se quedó con sus depósitos de 8 años; la mujer los embargó, se llevó productos por 330 mil pesos FOTO: WEB

Estas noticias da gusto replicarlas. Y es que la noticia exhibe las prácticas fraudulentas de una empresa como Banco Azteca, que cobra altas comisiones a sus clientes, pero no sólo eso, ahora se confirma que se queda con parte de los depósitos o con los depósitos completos de la gente que desde el extranjero envía a sus familiares. En Morelia, Michoacán una mujer embargó bienes con valor de 330 mil pesos a una tienda de Elektra. Resulta que desde hace varios años esta mujer había estado recibiendo de un familiar de los Estados Unidos depósitos en dólares. Sin embargo, algunos de esos depósitos no se reflejaban en su cuenta, por lo que la mujer empezó a hacer reclamos al banco. Siempre le daban largas o le señalaban que era un error del sistema.

El caso es que durante 8 años el Banco Azteca de Ricardo Salinas Pliego les estuvo robando hasta juntar la cantidad de 198 mil pesos. La mujer demandó al banco, y después de varios meses le dieron la razón, por lo que pidió el reembolso de su dinero, así como los intereses y los gastos legales; lo que hizo un monto de 330 mil pesos. ¿Qué cree usted que hizo el banco? Pues el banco dijo que no tenía dinero. Así como lo oye, el Banco azteca se quiso excusar de pagar 330 mil pesos; Ricardo Salinas Pliego, dueño del banco, no tenía 330 mil pesos para pagar a la demandante que había ganado el juicio.

¿Qué procedió? Pues la mujer inició un juicio de embargo y un día, llegó con los documentos del embargo, con una camioneta, y empezó a sacar lavadoras, televisores, bicicletas. Las personas que veían el embargo pensaban que se trataba de un robo, pero cuando la mujer les explicó lo que había sucedido, muchos, muy contentos, se pusieron a ayudarla. Bien por esta mujer de Morelia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.