Sopas Maruchan tienen los días contados. Tarde o temprano saldrán del mercado. «Besando a un pollo uno obtiene más pollo que con esas sopas»

¡Qué desilusión! Aquellos que pensaban que comiendo una sopa Maruchan con pollo, un refresco y unas papas tenían una comida completa, estaban completamente equivocados. Dice Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco): «Besando a un pollo uno obtiene más pollo que con esas sopas». Algunas sopas instantáneas también presumen tener verduras, y hasta en su publicidad se ven coloreados pedazos de zanahoria, chicharos y maíz.

Sobre estos casos dice Sheffield Padilla: «El pedazo de verdura que tienen, que es 0,8 gramos, le cabe en la punta de la uña, aunque en la foto tiene verduras y parece muy saludable». Es por ello que las sopas Maruchan tienen los días contados.

Si bien en esta primera etapa estas sopas se salvaron, se espera que en unos días todas las sopas que en sus envases tienen información nutrimental engañosa o que de plano sean dañinas para la salud humana habrán de salir del mercado. Por cierto, ya hemos anunciado que algunos pretenden hacer su agosto especulando con estas sopas, vendiéndolas hasta en 50 pesos, cuando en realidad cuestan 11.60 pesos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.