El caso Inés Gómez Mont

Inés
El caso Inés Gómez Mont FOTO: WEB
- en Opinión

Brenda Caballero / Dicen que las noticias del corazón corren más rápido. Y así fue, en un  dos por tres Inés Gómez Mont se hizo tendencia en redes sociales: “Giran orden de aprehensión a Álvarez Puga e Inés Gómez Mont por desvío de casi 3 mil mdp” ¿De qué se les acusa? de llevar a cabo operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado.

A la famosa conductora de TV Azteca y modelo de 38 años ahora sí le aplicaron el “Ventaneando”, programa que conducía con Paty Chapoy y que la lanzó a la fama, aunque fue en el Súper Bowl XLII, donde vestida de novia, le pide matrimonio a Tom Brady, lo que la viralizó de manera internacional a través de un video. Algunos la tacharon de ridícula y otros de oportunista; sin embargo, ella logró su cometido: Brady volteó a verla y hasta le preguntó ¿Cuál era su nombre?, ella de inmediato dijo: Inés. Y es la misma Inés la que ahora tiene orden de aprehensión.

Su caso no es nuevo… ya desde el 2016 el SAT la traía entre ojos por declarar menos ingresos de los que realmente obtuvo en ese año. Ella se acercó a la autoridad para reparar el daño y acordó pagar 10 millones 967 mil 907 pesos por sus impuestos omitidos; sin embargo, en 2019, la autoridad le pidió otro poco más: 2 millones 604 mil 537 pesos.

Para los que piensan que puede haber un asunto político tras ella por ser sobrina del ex secretario de gobernación mexicano, Fernando Francisco Gómez Mont Urueta en tiempos de Felipe Calderón, la cosa va más allá.

El caso de Inés Gómez Mont se suma al de otros famosos evasores de impuestos y con problemas fiscales, tales como Miguel Alemán Magnani y Laura Bozzo; aunque si hacemos un recuento, recordemos los casos de Paquita la del Barrio, Lupita D’Alessio, Laureano Brizuela, Paulina Rubio, Adal Ramones, Juan Gabriel, Marco Antonio Solís, Belinda y Luis Miguel; algunos de ellos con acuerdo reparatorio y algunas condonaciones. Pero como actualmente, la titular del SAT, Raquel Buenrostro, no condona nada, tenemos en fuga a Alemán Magnani y a la señorita Laura. Muy buenos ejemplos mediáticos para los ciudadanos que no quieren pagar impuestos y de los cuales echa mano la Autoridad Fiscal para que todo México se entere.

Veamos el caso de Víctor Manuel Álvarez Puga, segundo esposo de Inés, no tan famoso como ella, pero conocido por su despacho Álvarez Puga & Asociados, el cual opera junto con su hermano Alejandro y que es señalado por ayudar a contribuyentes a evadir impuestos.

A los hermanos ya los traía entre ojos la Unidad de Inteligencia Financiera desde hace un buen rato, ya que se le relaciona con el también abogado Juan Collado, ex esposo de Leticia Calderón  y Yadhira Carrillo, acusado también de delincuencia organizada y recursos de procedencia ilícita, aunque Collado sí está en prisión, pero dicen las malas lenguas que el testigo protegido que tenía la Fiscalía General de la República se les echó para atrás. ¿Será que Gertz necesitaba reforzar el caso con los Álvarez Puga?

Aunque es muy difícil comprobar el delito de delincuencia organizada, a los hermanos se les señala por tener un esquema de empresas fantasma, a través de las cuales ayudaron a terceros a evadir impuestos, llevar a cabo operaciones de lavado de dinero y desvío de recursos públicos, éstos últimos, por un importe de 2 mil 950 millones de pesos de la Secretaría de Gobernación, en tiempos de Miguel ángel Osorio Chong, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Lo cierto es que Buenrostro ya tiene identificados los despachos que ayudan a la evasión de impuestos y se dice que ya van por ellos. ¿Cuántos más caerán?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.