Dice la maestra Delfina que, por apoyar el regreso a clases, el Cuic es casi el Santo Patrono de los Maestros

Cuitláhuac
Cuitláhuac García y Delfina Gómez FOTO: WEB

La lisonja y la adulación es una manera muy sutil de negar la realidad. En el caso de la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien esta mañana ha señalado que el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, es un baluarte y dechado de virtudes por estar apoyando el regreso a clases presenciales, simplemente olvida que el apoyar este caótico y mal planeado regreso, es en gran parte responsabilidad del Gobierno Estatal, en realidad, no es gran mérito por parte del Ejecutivo estatal, ese es su trabajo y para eso le están pagando.

Sin embargo, esta pandemia y el reciente paso del huracán Grace por territorio veracruzano ha mostrado la ineficacia tanto de la Secretaría de Protección Civil (PC) y de la propia Secretaría de Educación (SEV), que mal dirige Zenyazen Escobar. Lo cierto es que hay miles de escuelas dentro del territorio veracruzano, que prefirieron continuar las clases en línea, ya que los padres de familia y los maestros pudieron constatar las lastimosas condiciones en la que se encuentran.

Si la maestra Delfina Gómez quiere constar las condiciones de los planteles, no tiene que ir a la Técnica 3 de Xalapa, sería bueno que se diera una vuelta por Papantla, por el Huérfano o por la sierra de Huayacocotla, ahí podría constatar si realmente el gobernador Cuitláhuac García es en verdad un dechado de virtudes, como lo señaló esta mañana.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.