Tecnología alimentaria del laboratorio y la naturaleza

Alimentaria
Tecnología alimentaria del laboratorio y la naturaleza FOTO: BETWAY
- en Carrusel, Nacionales
*De la madre naturaleza y del laboratorio, de ahí se estima saldrán la mayor parte de los sorprendentes alimentos que comeremos los humanos de cara al 2050

Ciudad de México. Ante el impacto del cambio climático en el planeta la producción de alimentos no está a salvo. Entre los efectos que se observan por el clima está la reducción de las propiedades nutricionales de algunos alimentos, ya que una mayor concentración de dióxido de carbono (gas de efecto invernadero) disminuye la cantidad de zinc, hierro y proteínas, y aumenta el contenido de almidón y azúcar en importantes cultivos como el trigo y el arroz. También se ve afectada la capacidad de producir alimentos por la mayor escasez de agua en importantes zonas del mundo, tal y como señala Betway en un reciente análisis.

La creciente amenaza del cambio climático para el suministro mundial de alimentos y los retos que plantea para la seguridad alimentaria y la nutrición requieren medidas políticas concertadas urgentes.

Por eso se impone una combinación de los recursos naturales como alimentos de origen vegetal, indígena, hongos, algas y microalgas, proteínas de insectos y bebidas sin alcohol; mientras que de los laboratorios ya comienzan a surgir opciones como carnes cultivadas, sustitutos de leche y huevos, fermentación de precisión, tecnología de impresión 3D, proteínas de aire y Co2 y nutrición personalizada y soluciones de monitorización.

Un camino andado ya está en los mercados del mundo en relación con la sustitución de los lácteos, las alternativas vegetales a base de avena, soya, cáñamo y nueces pasarán a primer plano, probablemente estos productos son los que desde la tecnología están a la vanguardia.

Desde el frente de la naturaleza, el cultivo de microorganismos como los hongos, las bacterias, las levaduras, las algas y las microalgas provocará mayores cambios.

Las algas y microalgas contienen lípidos, proteínas y carbohidratos en cantidades elevadas. Hay microalgas ricas en oligo nutrientes, otras en aminoácidos esenciales, también en fibras. Las microalgas también están posicionadas como fuente de proteínas de alto valor nutricional y gran biodisponibilidad.

La Unión Europea respalda el desarrollo de algas y microalgas y ha comenzado a adoptar estrategias que potencien la producción de alimentos y piensos a base de microalgas. La base para estas estrategias está recogida en el informe Microalgae-based products for the food and feed sector: an outlook for Europe. En él se destaca la oportunidad que suponen tanto las cualidades nutricionales de las microalgas, como su capacidad como materia prima potenciadora de la economía circular.

En la actualidad, el valor nutricional de las microalgas está básicamente explotado como suplemento alimenticio y nutracéutico. A este sector, relativamente pequeño si lo comparamos con otros suplementos alimenticios, se le otorga un enorme potencial de crecimiento. Ejemplo de ello es que el mercado de los compuestos obtenidos de las microalgas (colorantes, ácidos grasos omega3, polisacáridos) ha aumentado cinco veces su tamaño desde el año 2.000.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.