Lázaro González, un pionero de la protección de tortugas en playas de Santander; 30 años de una noble labor

Lázaro
Don Lázaro González Jiménez, es pionero de la protección de tortugas Lora y Verde en la playa de Santander, municipio de Alto Lucero. Desde hace más de 30 años inició con esta noble labor FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. Don Lázaro González Jiménez, es pionero de la protección de tortugas Lora y Verde en la playa de Santander, municipio de Alto Lucero. Desde hace más de 30 años inició con esta noble labor.

Tiene 63 años de edad y recorre más de diez kilómetros para revisar el arribo de los quelonios. Con lámpara en mano y una tenue luz roja inspecciona las orillas del mar, la arena y entre las raíces de los árboles.

«Empezamos con intentos fallidos en 1978, nos pusieron muchas trabas» recuerda mientras se recarga en uno de los troncos de la cerca donde están los nidos que protegen con los lugareños.

Iniciar con la protección no fue fácil, explicó que junto con su hermano se percataban que los ejemplares eran robados y los huevos siempre fueron saqueados y al paso de los años, este espectáculo de la naturaleza comenzó a disminuir.

Recuerda que también fueron perseguidos y amenazados con ser enterrados «nos decían que si éramos dueños de la playa y del mar».

Y entonces decidieron alejarse del activismo ambiental ante las constante amenazas, pero el proyecto volvió a ser retomado con ayuda de autoridades de Medio Ambiente.

Es así que sintieron el respaldo institucional, les entregaron una cuatrimoto y comenzaron a recorrer para la búsqueda de las tortugas y resguardar los huevos.

A pesar de los años de lucha, aún han detectado que hay personas que llegan e intentan llevarse a los ejemplares.

«Antes del 78 se llevaban la tortuga para el pueblo, la mataban, invitaban a varios, se la comían. Y como vimos eso, mi hermano fue el de la idea. Yo le dije que no era para nosotros y pues le entramos».

La primera vez fueron tres nidos los que localizaron, relató el señor Lázaro González, quien indicó que al paso de los años aumentó el arribo de tortugas para anidar.

Actualmente, de marzo a octubre calculan que llegan hasta 500 ejemplares y cada uno deposita hasta 150 huevos, de los cuales el 80 por ciento tienen éxito de eclosión.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.