La incongruencia y estulticia le pasan factura a Ana Miriam Ferráez; intentan poner pegote de ella en auto, conductor reclama: «Esa mujer me causa asco»

Ferráez
Ana Miriam Ferráez Centeno FOTO: WEB

Ana Miriam Ferráez se hizo famosa cuando en una entrevista en 2016, con jóvenes de programa El Cascarón, dijo lo que le venía a la mente cuando le mencionaban una palabra. Cuando le dijeron “Morena”, el partido al que entonces no pertenecía dijo: «Ay», lo pensó mejor y repuso, «feo». Cuando le dijeron «Peje», ella no lo pensó dos veces, su rostro y su voz fueron enfáticos: «Asco». Claro, después se pasó a Morena y ya no le pareció feo ese partido. Después la perdonó López Obrador y ya no le dio asco el candidato presidencial. Pero quien no le ha perdonado ese gesto despectivo es el ciudadano.

La tarde de este domingo un joven basquetbolista estaba esperando el autobús en la avenida Ruiz Cortines, esquina con Lucio Blanco en la ciudad de Xalapa. En las esquinas unos promotores del voto pedían permiso a los automovilistas de pegar una imagen de Ana Miriam Ferráez en los medallones traseros del auto. Relata el joven que mientras estuvo sentado, esperando el autobús, no vio que nadie aceptara que pusieran ese pegote con la cara de Ana Miriam.

Es más, cuando se acercaron a un conductor para pedirle permiso, el conductor bajó la ventanilla de su auto, miró el pegote, el rostro de Ana Miriam Ferráez y les dijo: «Esa mujer me da asco». Los promotores no fueron groseros, al contrario, avergonzados se fueron al auto de atrás. Algunos creen que lo que le pasa a Ana Miriam Ferráez es karma; pero no, simplemente es la ley de la retribución: «Lo que siembras, es o que cosechas».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.