No “batean” a Unidad Ciudadana, los otros partidos le dieron la espalda a Veracruz

Cinthya
Partido Unidad Ciudadana FOTO: WEB
- en Carrusel, Comunicados

Xalapa, Ver. Todos hemos sido testigos de la creciente violencia política-electoral que vive Veracruz. Por tal razón, desde el pasado 5 de marzo, Unidad Ciudadana como partido responsable y comprometido con la ciudadanía, solicitó a la Presidencia y a la Secretaría Ejecutiva del Consejo General del Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLEV) a que convocara, de acuerdo con sus facultades, a un “Compromiso de Civilidad, Respeto y Responsabilidad”, en donde los Poderes del Estado de Veracruz, los 3 órdenes de Gobierno y las dirigencias de los partidos políticos refrendaran lo que mandatan las leyes federales y estatales y así garantizar a la ciudadanía una contienda electoral en paz y segura.

Los veracruzanos tienen el derecho de saber que los demás partidos políticos se negaron a firmar el compromiso de civilidad propuesto por Unidad Ciudadana por que le apuestan a la ingobernabilidad. El clima político en Veracruz es el más violento de las últimas décadas y los asesinatos no paran. Las amenazas e intimidaciones están a la orden del día y el enrarecimiento del clima electoral pone en riesgo a la democracia.

Las campañas electorales en puerta y la jornada electoral del próximo 6 de junio, exigen que los partidos políticos, las autoridades electorales y los gobiernos federal, estatal y municipales garanticen a los ciudadanos todas sus libertades y derechos políticos y generen un clima de seguridad y confianza.

Negarse a firmar este compromiso constructivo que fortalecería la convivencia social y el buen desarrollo de las campañas políticas y el pleno ejercicio de las libertades ciudadanas, es darles la espalda a los veracruzanos.

Es débil el argumento que dieron los demás partidos políticos de que no hace falta firmar lo que ya establece la Ley, ya que la realidad ha demostrado que las instituciones le están quedando a deber mucho a la ciudadanía, porque hay inseguridad y un clima para infundir miedo a quienes aspiren a ser candidatos y desean realizar un verdadero cambio. o extraña que los partidos viejos se hayan negado a dar este paso hacia la civilidad y la transparencia, porque ellos son los que contribuyeron a generar esta incertidumbre social.

Tampoco extraña que se nieguen a ser civilizados, pues prefieren ver por sus intereses que ver por los intereses de los electores. Tampoco extraña que los partidos opositores del gobierno y los partidos nuevos, pero con ideas añejas, se opongan a firmar compromisos de civilidad, pues no son una verdadera opción de cambio social. Y menos extraña que los partidos aliados al gobierno digan que es suficiente con el documento que ya se firmó, aunque la mitad de los partidos no lo avalaron ni estuvieron presentes.

En Unidad Ciudadana siempre seremos propositivos, señalando lo que está mal, pero acompañándolo de propuestas que garanticen mejoras en la vida de los ciudadanos.

El propio OPLEV ha dado evasivas para establecer un acuerdo de civilidad que incluso en otros estados del país ya se han firmado, para dar certidumbre a la ciudadanía. Los partidos en el seno del OPLEV no “batearon” a Unidad Ciudadana, que busca velar por los derechos políticos y civiles de los veracruzanos, esos partidos en realidad le dieron la espalda a Veracruz, porque se negaron a comprometerse a actuar con honradez, transparencia y con apego a las leyes electorales.

Se negaron a exigir que se garantizara la seguridad, paz y armonía a todos los ciudadanos y actores políticos. Se negaron a firmar que el Órgano Electoral garantice imparcialidad y apego a las reglas, que si bien es cierto está previsto en la Ley, también es cierto que no siempre se ha cumplido. En suma, todos los partidos se negaron a garantizar a los ciudadanos campañas limpias y honestas y una jornada electoral en armonía y ejemplar.

Con cada elección se abre la oportunidad de elegir las mejores propuestas y sólo con comicios ejemplares se transita a la civilidad y se pueden consolidar buenos gobiernos.

La propuesta hecha era más que la firma de un documento. Buscaba plasmar propuestas de los participantes y así garantizar la seguridad de los ciudadanos veracruzanos y de quienes forman parte de las estructuras electorales de los partidos políticos, llámense simpatizantes o militantes, y de todos aquellos que aspiran a ser postulados por los mismos.

Si queremos velar por la tranquilidad y seguridad de los ciudadanos y garantizar el ejercicio de sus derechos político-electorales, debemos primeramente garantizarles su seguridad para que acudan a votar sin temor y que los candidatos no se vean obligados a renunciar a sus aspiraciones.

Por ello, parte fundamental de la propuesta de Unidad Ciudadana es precisamente que el OPLEV haga un llamado a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y del país a que actúen en forma inmediata.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.