Persona o Personaje

Personaje
¿Votar por famosos en las elecciones? FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Salvador Muñoz / Circula en redes una etiqueta con la siguiente leyenda: “Gobernar un país no es un espectáculo. Por favor, no voten por artistas, cómicos, futbolistas, etcétera. Necesitamos gente pensante para sacar al país adelante”.

Si bien es posible que dentro de estos oficios que se citan hay personajes que en las redes sociales destacan más por yerros que por su trabajo, creo que no debemos generalizar porque realmente si nuestro estado, nuestro municipio o país está en las condiciones que usted quiera verlo, no creo que sea por Paty Navidad, por Chuponcito, por El Bofo Bautista o Paquita la del Barrio, muy en boga por estos días… es decir, si estamos como estamos, es por una clase política, por los políticos… por supuesto que mi respuesta es tan simple como lo es la etiqueta que circula en redes sociales. La situación del país es más compleja.

He comentado acá en otras ocasiones que la incursión de personajes de la farándula fue una puerta que abrió el PRI y es Irma Serrano el recuerdo más añejo que tengo de ello. Si recordamos, no hay que olvidar que hubo un momento en que el PRI o el Gobierno de México, o los dos, no recuerdo con certeza, consideró entre los presidenciables a Mario Moreno “Cantinflas”, personaje que desde los 50 ó 60, el sistema siguió sus pasos y no sólo como actor, cómico, sino también como titular de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) por el liderazgo que ejercía en él. Al final, el candidato fue Miguel de la Madrid Hurtado.

Si eso le sorprende, sólo recuerde que acá en Veracruz ya hemos tenido políticos faranduleros o faranduleros políticos y eso no creo que haya demeritado su labor: Carlos Darío Omaña, quien fue alcalde de Altotonga; el Flamer Roberto Bueno Campos que si no mal recuerdo, que además de alcalde, diputado fue… digo, para que le hayan dado el voto dos ocasiones (¿o tres?), algo bien debió hacer

Se juzga a Paquita la del Barrio por decir la verdad… creo que los políticos que desean participar como candidatos a diputados, tienen una idea más clara de lo que sería su labor en el Congreso. En el caso de la cantante, invitada a participar, no… pero los partidos, todos, pagan en sus bancadas, el apoyo de asesores que se saben el teje y maneje de las Leyes, como en el PAN, que tienen a Juan José Rivera Castellanos, que bien pudo participar para la Fiscalía General del Estado o alguna Magistratura… o de plano, con el tamaño suficiente para ser un auténtico Legislador… quizás algún día le haga justicia la Revolución, dijeran.

A lo que voy, insisto, es que el ciudadano mexicano o veracruzano, tiene derecho a votar y ser votado. ¿A usted le molesta que aparezca Paquita la del Barrio en una boleta? es sencillo, a la hora de votar, tache su rostro y desahogue allí su rencor contra el partido que la postuló… ok… es mala idea eso… se puede confundir… pero esto es tan simple como cambiarle de canal a la tele o dejar de leer esta columna y buscar una que eche pestes del PRI, del PAN, de Morena… usted decide a quién le da su voto y a quién no.

Ya en serio, hágase esta pregunta: ¿el ciudadano común, el que anda de a pie, el que es seguro que jamás de los jamases plante su vista ante este texto, al que literalmente le vale madre su opinión o la mía… en quién cree que podría confiar más: en un político o en Paquita la del Barrio?

Sí, a veces somos pretenciosos bienintencionados porque en realidad, cada vez que uno va a depositar su voto en la urna, lo que se quiere es que a la ciudad, al estado, al país, le vaya mejor… pero con el candidato al que le estamos dando nuestro voto, porque ése o ésa, es el bueno o la buena… los otros, no.

El asunto final es que por un lado, encasillamos a las personas en sus personajes… no vemos a Carlos Villagrán, sino a Kiko; no vemos a Francisca Viveros, sino a Paquita la del Barrio… no vemos a Víctor Trujillo, vemos a Brozo. Sí, sé que Brozo no va a participar, pero si lo lanzaran como candidato a diputado, ¿la política entonces dejaría de ser espectáculo? Cuestión de enfoques… y a veces de intereses.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.