No hay camas en la CDMX. Quisieron salvar la economía, pero sacrificaron al sector Salud; las consecuencias de los ciudadanos y autoridades irresponsables

No hay camas en la CDMX. Quisieron salvar la economía, pero sacrificaron al sector Salud; las consecuencias de los ciudadanos y autoridades irresponsables FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

El semáforo rojo en la Ciudad de México se debió anunciar desde la semana pasada. La situación en la capital del país y en la zona conurbada es de completa emergencia; tanta que no sería extraño que obligaran a un toque de queda para que las personas no salieran a las calles. Los hospitales ya están saturados, las personas que en adelante se enfermen no podrán ser atendidos en los hospitales; ¿dónde los van a atender? Van a tener que quedarse en casa, sin oxígeno, sin respiradores, sin atención médica. Querían salvar la economía, pero sacrificaron al sector Salud.  

Ahora, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dice que se requerirán “medidas extraordinarias indispensables para lograr que en las próximas tres semanas se reduzcan los contagios en el Valle de México”; ve porque les decimos que no extrañaría un toque de queda. Los habitantes de la Ciudad de México no se tomaron en serio las medidas sanitarias, le jugaron al valiente y siguieron en la “party”; las consecuencias son estas.  

Desde hace semanas en Libertad bajo Palabra publicamos que la CDMX buscaba la manera de evitar el semáforo rojo; ya se sabía de la saturación de los hospitales. Los trabajadores de la Salud, los que se están fajando día con día en su lucha contra el coronavirus están muy molestos por la falta de previsión y la irresponsabilidad de las autoridades de Salud, de la jefa de Gobierno de la CDMX y del propio presidente que a estas alturas sigue sin usar el cubrebocas. Aquí están las consecuencias. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.