Masacre en anexo clandestino en Irapuato pudo haber sido por escondite de sicarios o para calentar la plaza, asegura especialista en temas de narcotráfico

Masacre

Tras el brutal ataque armado en contra de un anexo clandestino en la ciudad de Irapuato, cuyo saldo preliminar fuera de 24 muertos y siete heridos, las autoridades no entendían por qué el convoy armado había asesinado a esas personas que iban al anexo ‘Recuperando mi vida’ para tratar su alcoholismo u otras adicciones. Las teorías corrían, pero ni una parecía tener sentido. Sin embargo, para el periodista Héctor Gordoa hay dos respuestas para la masacre de ayer.  

Según el comunicador de Televisa, el anexo clandestino podría haber albergado a miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación o del Cártel de Santa Rosa de Lima, o que el grupo criminal que hizo el atroz crimen lo hizo para calentar la plaza; Héctor Gordoa incluso dijo que había la posibilidad de que el Cártel de Sinaloa fuera el responsable.  

Es muy parecida la pugna que se vive actualmente en donde puntos de venta del narcomenudeo se convierten también en centros de ataque de los grupos rivales; en donde narcomenudistas de esquina son levantados, asesinados y culpados para precisamente poder cooptar esa zona para beneficios del Cártel rival”, explicó Héctor Gordoa a Denise Maerker. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.