John Ackerman dice: “No estamos obligados a explicar nada a nadie” y con ello anula la labor de su esposa Irma Eréndira en la Función Pública

Ackerman
John Ackerman dice: «No estamos obligados a explicar nada a nadie» y con ello anula la labor de su esposa Irma Eréndira en la Función Pública FOTO: TWITTER
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / La Misión de la Secretaría de la Función Pública es consolidar un gobierno honesto, eficiente y transparente. Su compromiso es combatir la corrupción, la impunidad en la Administración Pública. Es por ello que, para conseguir un gobierno honesto, alejado de la corrupción, esta dependencia debe regir en materia, ética e integridad pública. Para ello la SFP requiere de la colaboración de los funcionarios públicos, quienes deben explicar el origen lícito de su patrimonio, porque de ser un patrimonio conseguido de manera ilícita, no podrían considerarse ni honrados ni alejados de la corrupción. Ahora que la titular de la Función Pública ha sido cuestionada, ella y su esposo John Ackerman, con respecto a su patrimonio, lo que debería hacer es dar un ejemplo de transparencia y mostrar el origen lícito de su patrimonio. Pero no lo hace, antes bien la señora se defiende como verdulera, descalificando el origen del cuestionamiento. Peor está su esposo John Ackerman, quien en un mensaje de Twitter señaló: “No estamos obligados a explicar nada a nadie con respecto al patrimonio privado que alcanzamos a construir con gran esfuerzo”. ¿En serio? Con esta frase el marido de la secretaria de la Función Pública anula la labor que debería llevar a cabo su esposa. Por supuesto que están obligados a explicar el origen de su patrimonio privado; ellos son funcionarios públicos. La valentonada de Ackerman al soltar esa frase, “no estamos obligados a explicar nada a nadie” es sólo el espíritu de lo que significa pertenecer a la Cuarta Transformación.

¿Cada que detengan un narcotraficante habrá violencia e incendios? Detienen a 26 narcos y se incendia Guanajuato

Fueron 26 integrantes del Cártel Santa Rosa de Lima los que fueron detenidos en Celaya, Guanajuato. 26 integrantes de uno de los cárteles huachicoleros más poderosos del país es un duro golpe contra el crimen organizado, sin embargo, la respuesta fue inmediata. Celaya, Salamanca, Cortázar y Juventino Rosas fueron algunas de las ciudades donde se registró mucha violencia. Hubo incendios y estallidos como respuesta a la detención de estos 26 miembros del cártel de José Antonio Ortiz, alias El Marro. Por supuesto que hay una guerra, y cada golpe que dé el gobierno para acabar con las células criminales significará una respuesta violenta por parte de los narcotraficantes. Tal vez lo que quieran los miembros del crimen organizado sea doblegar al gobierno, como lo consiguió el Cártel de Sinaloa, que después de la detención de Ovidio Guzmán amagó con incendiar Culiacán, tomando como rehenes a los familiares de miembros del Ejército. Ya ve usted que el presidente mismo reconoció que él dio la orden de liberar a Ovidio para evitar la muerte de 200 personas inocentes. Esperemos que al Marro no se le ocurra juntar 200 inocentes.

Trump le roba la idea a México. Ordena menos pruebas para reducir el número de contagios por Covid

Mientras países como China, que ante el rebrote en Beijing ordenó hacer pruebas masivas a la población, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le robó la idea a México y ordenó hacer menos pruebas de Covid. Cándido, pero muy cándido, o tal vez cínico, Donald Trump declaró en un mitin en Tulsa, Oklahoma: “Cuando haces pruebas a esa escala, vas a encontrar más gente, vas a encontrar más casos. De modo que le dije a mi gente, ‘Reducir las pruebas, por favor’”. Tal vez el presidente norteamericano se dio cuenta de lo que sucede en México, donde el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell ha desdeñado las pruebas masivas señalando que son una pérdida de tiempo. Vale señalar que en esta pandemia México es uno de los países donde se realizan menos pruebas de Covid a la población. En Estados Unidos se han registrado más de 2 millones 250 mil casos confirmados, pero además se han reportado más de 119 mil fallecidos. La urgencia que tiene el presidente Trump de reabrir la economía le hace desear que los casos de coronavirus bajen como por arte de magia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.