Refrigeradores de cervezas vacíos en tienditas de la esquina de colonias de Xalapa; la crisis empieza a hacer estragos

Cervezas
Los refrigeradores no tienen cervezas, en varias tiendas de abarrotes han preferido desconectarlos para que no generen gastos de energía eléctrica. La crisis ha pegado de manera cruel a los dueños de los pequeños establecimientos en la ciudad de Xalapa FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. Los refrigeradores no tienen cervezas, en varias tiendas de abarrotes han preferido desconectarlos para que no generen gastos de energía eléctrica. La crisis ha pegado de manera cruel a los dueños de los pequeños establecimientos en la ciudad de Xalapa.

La familia Vázquez Beltrán de la colonia en el Moral, explicó que sabían que por el coronavirus tenían que cerrar algunos negocios, pero nunca imaginaron la gravedad de la emergencia sanitaria y mucho menos la crisis económica por la que atravesarían.

Para este establecimiento, la venta de bebidas alcohólica es la de mayor ganancia y al estar prohibida la comercialización “golpean” uno de los productos con mayor demanda en los barrios de la capital.

Detallan que de estas ventas el 40 a 60 por ciento es de cervezas, pero con las limitaciones mejor dejaron de comercializarla.

«Me sale más caro pagar la luz porque el refrigerador está conectado y no tiene producto de cervezas, por eso mejor decimos dejar de vender y cerrar antes de las 09:00 de la noche porque no tenemos las suficientes ganancias».

Narran que la pandemia no sólo afecta a los trabajadores activos «si no un rubro que pocos voltean a ver en este momento como las tienditas las cuales están en una gran crisis y la razón que muchas de estas su venta mayor es la venta de cerveza y al no tener han bajado sus ventas hasta en un 80».

Se trata de un porcentaje alto, cuenta la familia de la zona El Moral en la capital veracruzana y aseguran que se debe principalmente a la falta de cerveza que ha afectado los ingresos de “las tiendas de las esquinas”.

Abarrotes y misceláneas además de proveer productos de primera necesidad son negocios familiares que actualmente varias están a puntos de desaparecer porque no sólo las bajas ventas, también las competencias de tiendas de autoservicios han mermado a estos negocios familiares.

«Es una realidad que nos ha afectado a negocios de este tipo, hemos sufrido una reducción de ventas de al menos 60 a 80 por ciento».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.