Hernández Giadáns contra viento y marea

Espuria
Xalapa, Ver. La encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giandás FOTO: LUIS AGUILAR/FOTOVER
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / Con el debido respeto que se merecen los señores Ramiro Ramírez Reyes y Anel Retama Jácome, son dos títeres que le pusieron de rivales a la encargada de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, para que se convierta a partir de hoy en la nueva titular de esa dependencia.

Si había dudas de que la nativa de Santiago Tuxtla recibe apoyo de allá arriba, se disiparon al darse a conocer los nombres de estas dos personas que integran la terna.

Si el arroz ya estaba cocido, no había necesidad de recurrir a la burda y arbitraria detención de los presuntos asesinos de la periodista María Elena Ferral. Porque más temprano que tarde se conocerá el cochino desaseo que hubo en las aprehensiones de al menos dos de estas personas, a las que el gobernador Cuitláhuac García les quitó el calificativo de “presuntos” para declararlos culpables antes de que lo haga un juez.

Tampoco había necesidad de presumir la detención de 35 delincuentes dizque “objetivos prioritarios”. Y menos publicitar como “nunca vista” la cifra de detenidos bajo la atinada y responsable dirección de la súper funcionaria Verónica Hernández Giadáns.

Reitero, si el arroz ya se había cocido y la mesa está puesta, para qué tanta alharaca.

Si hoy no sucede nada extraordinario, Verónica será ungida como nueva Fiscal General de

Veracruz con el voto mayoritario del Congreso para un periodo de nueve años, que lo más seguro es que terminen abruptamente en cuatro o incluso en menos tiempo.

Verónica es la versión femenina de Jorge Winckler Ortiz que llegó a la FGE con el rechazo de casi todo Veracruz, pero con el apoyo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Hernández Giadáns llega rechazada por medio mundo, pero apoyada por el secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos y los legisladores de Morena encabezados por Juan Javier Gómez Cazarín.

Winckler nunca fue un Fiscal autónomo, siempre estuvo subordinado a lo que le dijera su patrón. Verónica tampoco será una Fiscal autónoma, por sabido se calla que no moverá un dedo si no se lo ordena Eric.

Winckler cometió torpezas, violó la Ley, se echó a decenas de enemigos encima, creyó que su jefe lo apoyaría toda la vida, le ganó la soberbia y no llegó al tercer año en la FGE.

Verónica sabe que asumirá el cargo porque fue impuesta, sabe que no podrá con el paquete porque no tienen ni nociones de derecho penal, sabe que eso afectará enormemente la procuración de justicia en Veracruz, pero se siente apoyada por la cúpula y le está ganando la soberbia.

Sabe además que ha cometido violaciones a la Ley que pueden derivar en acusaciones penales. Sabe que no es aceptada por juristas, barras de abogados, miembros de la sociedad civil, ni por los numerosos colectivos. Sabe que no es la súper funcionaria que ha querido vender su patrón Cisneros Burgos. Y sin embargo ahí va…

Lo que no sabe o pretende ignorar es que hará el ridículo, que quienes la apoyan no son eternos y la abandonarán, que por su novatez se ganará enemigos encarnizados. Y que en un futuro no lejano quizá se arrepienta de haber estirado la diestra frente al presidente de la Mesa Directiva del Congreso local para decir: ¡Sí, protesto!

En pocas palabras, sabe que su designación traerá graves consecuencias para Veracruz. Y sin embargo ahí va…

Pide Marlon al ORFIS denunciar presiones del gobierno estatal

El líder estatal del PRI Marlon Ramírez Marín, invitó a la auditora general del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) en la entidad, Delia González Cobos, a denunciar si ha sido presionada por el Gobierno del Estado para que a su vez se intimide a presidentes municipales a votar en favor de la Reforma Electoral.

Mediante un video Ramírez Marín dijo a la titular del ORFIS que no duda del cumplimiento de su trabajo con honradez, profesionalismo y ética, ya que bajo juramento lo comprometió ante la Constitución. Sin embargo, debe actuar para evitar alguna responsabilidad en su contra.

“La invito a que si usted está siendo víctima de presión por parte del Gobierno del Estado, por los diputados locales, o algún otro interés particular lo denuncie, y nos lo haga saber, que estaremos para respaldarla como lo hicimos con el voto de nuestros diputados para acceder al cargo que hoy ocupa”, expresó Marlon.

“Hoy me dirijo a usted maestra Delia González Cobos, para informarle que junto con los presidentes locales del PAN y del PRD, firmamos un documento donde la invitamos a refrendar su compromiso de mantener apartada la Institución que hoy dirige de intereses o estrategias políticas electorales, ya que nos hemos enterado mediante notas periodísticas, de su presunta participación en actos de presión a diferentes ediles para aprobar en sus cabildos las recientes reformas electorales”, agregó el líder tricolor.

Como se recordará, este martes los presidentes estatales del PAN Joaquín Rosendo Guzmán Avilés; del PRI Marlon Ramírez Marín y Jesús Alberto Velázquez Flores del PRD, presentaron ante el Órgano de Fiscalización Superior un documento en el que manifestaron su preocupación, por la presunta participación de la Auditora General del ORFIS, Delia González Cobos, en la presión de ediles para conseguir los acuerdos de cabildo en favor de las reformas político electorales recién aprobadas en el Congreso Local.

El mensaje de Marlon es porque al parecer la auditora es la que está recibiendo presiones del gobierno de Cuitláhuac García para que a su vez presione a los alcaldes. De ahí que la invite a presentar la denuncia correspondiente. ¿Lo hará la maestra Delia González?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.