Los números de Cuitláhuac, en Veracruz el feminicidio disminuyó un 70%; claro, cambiaron los criterios y ahora matar una mujer es simple homicidio

Cuitláhuac García en su país de las maravillas termina el 2019 lleno de optimismo fatuo
Cuitláhuac García FOTO: WEB
- en Opinión

Armando Ortiz / Ya lo habían anunciado, ante la incapacidad para combatir el feminicidio, la Fiscalía espuria tenía un as bajo la manga, bastaba con cambiar los criterios para calificar los feminicidios. En enero en Veracruz, asesinar a una mujer vulnerable, precisamente por ser mujer y vulnerable, ya no es feminicidio, ya es homicidio. Por supuesto, esta estrategia pretende minimizar el problema, esconderlo debajo de la alfombra como si de basura se tratara. Porque en Veracruz las mujeres no importan, lo que importa es que Veracruz deje de ser primer lugar en feminicidios, “honroso” lugar que ha mantenido todo lo que va del gobierno de Cuitláhuac García. Es por ello que el gobernador se ufana, con ese gesto morboso del cretino que se salió con la suya. Y todavía se atreve a tuitear: “Ahora no hay impunidad y las investigaciones de la @FGE_Veracruz dan resultados: 38 detenidos durante febrero por agresiones a mujeres y feminicidio, y 12 por secuestro. Fueron delitos cometidos en ocasiones anteriores y de este mes. #SeAcabóLaImpunidad”. En serio, ¿será que su estulticia se puede elevar más grados?

“¿Que de dónde amigo vengo?” La casita de Mario Espinoza Zetina, pareja de Claudia Balderas detenido con cocaína y con ella en la CDMX

¿“Qué de donde amiga vengo? De una Casita que tengo más abajo del trigal. De una casita chiquita, para una mujer bonita que me quera acompañar”. Dicen que esta era la canción que Mario Espinoza Zetina, detenido en 2019 por pederastia y en el 2020 por posesión de cocaína, cantaba a su amada, la senadora de Morena Claudia Balderas. Esa casita se encuentra en Villa Allende, cerca de La Laguna, y que de acuerdo con reporte de Ignacio Carvajal de Expediente MX, el señor construyó con un dinero que reunió cuando trabajaba en los Estados Unidos. Pero esa casita ya es una casota. Reporta el periodista Ignacio Carvajal: “Es una construcción de tres plantas que rápidamente se ha convertido en el foco de atención de sus vecinos, pues contrasta con el panorama de pobreza y miseria de Villa Allende, donde no todos tienen la suerte de llegar al Senado sin estudios profesionales, únicamente con un certificado de luchador de artes marciales y de cocinero”. Vale señalar que Mario Zetina Espinoza, pareja sentimental de la senadora Claudia Balderas, a pesar de haber sido detenido por intentar meter a una menor de edad a un motel, a pesar de haber sido detenido en la Ciudad de México en posesión de droga, a pesar de ello seguirá cobrando sus más de 60 mil pesos mensuales, porque Claudia Balderas seguirá defendiendo a su delincuente con uñas y dientes

Movimiento feminista y el #UnDíaSinMujeres “una trampa más de satanás”, dice el padre Ernesto M. Caro

Es ingeniero Mecánico y Administrador por parte de la Universidad Autónoma de Nuevo León, pero también es presbítero; tiene maestría en Administración de Empresas por el instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, pero también es sacerdote. Es el padre Ernesto M. Caro y cree que sus títulos universitarios le dan permiso para dirigirse a sus fieles mediante el portal Evangelización.mx. Este sacerdote exhorta a sus fieles y a todo aquel que lo quiera escuchar. Esta vez habló sobre la marcha feminista. En su alocución se refirió a la muerte de Fátima Cecilia, a quien por cierto no llama por su nombre, sólo dice que es una niña, y su muerte es una excusa para que las feministas salgan a pintarrajear las iglesias. Para él las feministas son incongruentes, porque salen a protestar por la muerte de una niña, pero están de acuerdo en que una madre asesine a su hijo, por supuesto refiriéndose al aborto. “No te dejes ir por estas tonterías, estás campañas sólo quiere es echar a perder la vida de la humanidad”, dijo el presbítero. Para el cura que hay situaciones mucho más graves para manifestarse y no precisamente por el asesinato de una niña. Finalmente, Ernesto Caro señaló que todas esos movimientos feministas y sus marchas son “una trampa más de satanás”. ¿Y de qué le sirven tantos títulos universitarios si su pensamiento es tan medieval?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.