Evo Morales, de líder campesino a un vil tirano que se quiso perpetuar; nunca entendieron el ejemplo de Mandela

Evo
Evo Morales FOTO: WEB

Pocos, muy pocos líderes sociales pueden seguir el ejemplo de Nelson Mandela, quien estuvo preso en Robben Island por 27 años. Cuando salió de la cárcel Sudáfrica, su nación estaba inmersa en un caos social originado por los regímenes racistas anteriores. A Mandela le pidieron que fuera presidente de la nación para solucionar la crisis política, social y económica. Mandela fue presidente de Sudáfrica sólo 5 años, de 1994 a 1999, y no buscó reelegirse. Mandela todavía vivió 14 años más, murió a los 95 años y es considerado el padre de la nueva nación sudafricana.

Eso pudo haber hecho Evo Morales, quien en enero de 2005 ganó las elecciones de Bolivia y en 2006 inició su primer periodo como presidente, pero en 2009 buscó otro periodo y también en 2014. El desgaste de Evo Morales fue tremendo, tanto que esta vez que quiso prolongarse como presidente en un cuarto periodo los bolivianos salieron a la calle a pedir la destitución del presidente quien, de ser un líder campesino muy querido por sus connacionales, terminó siendo un tirano repudiado que se quiso perpetuar en el poder.

El problema ahora será que Evo tendrá que pedir asilo, seguramente a México, pues es seguro que sus opositores van a buscarle corrupción, y se la van a encontrar. Corre el riesgo de vivir siempre buscado por la justicia bolivariana. Pero pudo ser un prócer, pero prefirió ser un tirano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.