Edel Álvarez Peña, como Lorenzo Portilla, quiere reelegirse en el Tribunal; por eso le concede todo al Cuic; «cualquier pendejo es presidente del TSJ»

Edel
Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros y Edel Álvarez Peña FOTO: WEB

De los tres poderes en el estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se esperaba que este último guardara su dignidad, sobre todo porque representa un poder de gente preparada, que por sus estudios y méritos académicos se alza sobre los demás. Legisladores puede llegar cualquiera, gobernador, bueno hasta un payaso de fiestas de partido. Pero magistrados no. Sin embargo, de unos años para acá las palabras imprudentes de la magistrada Yolanda Cecilia, «cualquier pendejo es magistrado», se están convirtiendo en el lema del Tribunal Superior de Justicia.

Es por ello que Edel Álvarez Peña, ese a quien se dirigió la frase anterior, busca manipular a los magistrados, esperemos que sólo a los que les quede la frase anterior, para reelegirse como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz. El lema de Edel es: «Si cualquier pendejo es magistrado, porque no uno de esos otra vez en el TSJ». Es por ello que está relegando a su competencia, sacándolos de la jugada, como es el caso del magistrado Raúl Pimentel.

También por ello se le ha visto dispendioso a Edel con el defenestrado gobernador de Veracruz, y ya captó que, si todos le ven la cara de tonto a Cuitláhuac García, porque él no. Edel Álvarez Peña, como Lorenzo Portilla, traidores y corruptibles, busca repetir y tiene posibilidades, porque en este estado, y parafraseando a Yolanda Cecilia, si «cualquier pendejo es gobernador», pues entonces también «cualquier pendejo es presidente del TSJ».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.