Zenyazen Escobar, con un amparo bajo el sobaco por tomar el Congreso, usa la fuerza pública contra padres de familia

Zenyazen
Zenyazen Escobar tomando el Palacio Legislativo antes de ser secretario de Educación de Veracruz FOTO: WEB

No se justifica por ningún motivo obstruir las carreteras, por muy justa que sea la demanda de los grupos inconformes. No obstante, tampoco se justifica la falta de tacto político por parte de los funcionarios encargados de resolver los problemas. La petición de los padres de familia de Chicontepec, para que se le cambie la clave a una la escuela primaria y ésta sea bilingüe y se pueda conservar la lengua náhuatl, en realidad es una petición que se puede ejecutar, siempre y cuando haya interés del funcionario.

Además, se esperaba que alguien que tomó el Congreso del Estado por varios días y tiene un amparo bajo el sobaco, fuera más inteligente y sensible, sin embargo, el uso de la fuerza pública en contra de los padres de familia, es una derrota para Zenyazen Escobar García.

El mensaje que manda, va en contra de la política de tolerancia de AMLO; si el “flamante” secretario de Educación se dejara conducir con la cabeza y no con las vísceras, debió agotar todas las posibilidades, poner más atención a su trabajo y no subestimar las necesidades de los padres de familia. De manera que, tenga por seguro que la decisión de poner tras las rejas a cuatro padres de familia, le traerá serias consecuencias a Zenyazen Escobar García. Al menos ya se forja el nombre de represor de la Cuarta Transformación jarocha.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.