Sepultan restos del cardenal Sergio Obeso en la Catedral de Xalapa; descansará junto a la tumba del santo Rafael Guízar y Valencia

Obeso
A las 02:15 de la tarde fue sepultado el cardenal Sergio Obeso Rivera. Su cuerpo descansa junto a la tumba del santo Rafael Guízar y Valencia en el interior de la Catedral Metropolitana de la ciudad de Xalapa FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. A las 02:15 de la tarde fue sepultado el cardenal Sergio Obeso Rivera. Su cuerpo descansa junto a la tumba del santo Rafael Guízar y Valencia en el interior de la Catedral Metropolitana de la ciudad de Xalapa.

Con la presencia del cardenal Norberto Rivera Carrera se llevó a cabo la misa de cuerpo presente de quien también fuera el arzobispo emérito de la capital veracruzana. Comenzó minutos después de las 12:00 del día.

Duró poco más de dos horas. Dentro de la iglesia era una multitud; creyentes de diversos municipios se dieron cita a este lugar donde también hubo algunos funcionarios estatales y municipales.

Minutos antes de que iniciara la misa, arribó el exgobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, así como el exsecretario de gobierno, Rogelio Franco Castán para acompañar en el último adiós al Cardenal.

La misa fue oficiada por el arzobispo Hipólito Reyes Larios quien dio una pequeña reseña biográfica de Obeso Rivera y narró que él estuvo a punto de ser abortado porque el embarazo de doña Estela Rivera era de riesgo.

«Mi madre me dio la vida dos veces. Me prefirió que a su propia vida porque estando por nacer, tenía un grave problema, por eso los médicos le pusieron el dilema, o usted aborta o usted se muere. Pero consultó a un médico creyente y a su confesor que era muy estricto quien le aconsejó o te mueres en la raya pero no debes abortar. Ella aceptó».

Pero esto provocó que la señora Estela por algunos meses quedara paralítica, según anécdotas que don Sergio Obeso ha contado a los católicos.

La iglesia estuvo conglomerada, ahí estuvieron presentes 19 obispos y más de 300 presbíteros, quienes acompañaron durante más de dos horas la eucaristía.

Afuera, en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada también se reunieron los feligreses quienes siguieron la misa a través de una transmisión que fue proyectada en una pantalla.

Fue a las 02:05 de la tarde cuando el ataúd fue rodeado por los integrantes del servicio de altar, después los sacerdotes se encargaron de levantar el féretro, posteriormente se enfilaron los familiares y al final los obispos.

Los restos fueron sepultados a las 02:15 bajo la “torre mocha” de la iglesia también conocida como “Inmaculada de Concepción”. Los presentes lloraron la ausencia del Cardenal y con aplausos le dieron el último adiós.

Fue depositado con las banderas de México y la del Vaticano con sus característicos colores blanco y amarillo, así como su capelo cardenalicio, una cruz y el pectoral que le fue otorgado cuando fue condecorado como Cardenal.

Falleció a la edad de 87 años en su domicilio ubicado en Coatepec a las 08:40 de la noche del domingo 11 de agosto (2019). Sus restos fueron trasladados a la Catedral donde fue velado y cada dos horas les celebran las misas.

Nació el 31 de octubre de 1931 en la ciudad de Xalapa. Sus padres fueron Emilio Obeso de nacionalidad española, su madre doña Estela Rivera originaria de Las Vigas de Ramírez.

El 28 de junio de 2018 a los 86 años de edad el Papa Francisco consagró a Sergio Obeso Rivera como cardenal veracruzano, siendo nombrado así en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.