López Obrador, recetas para la pobreza: «Donde come uno, comen dos»; hasta matemáticamente es erróneo: 1÷2=.5

Pobreza
Migrantes comiendo a su paso por territorio mexicano FOTO: WEB

La pobreza se hereda, está comprobado. Porque la pobreza no empieza por las carencias ni con las condiciones económicas, la pobreza inicia con la actitud de las personas, es por ello que la pobreza ha creado su propia idiosincrasia. La pobreza se hereda, porque las personas heredan las mismas fórmulas de vida a sus hijos; los mismos dichos, las mismas creencias. El presidente López Obrador involuntariamente fomenta esa idiosincrasia de la pobreza en México.

Metido en el laberinto de la migración, no le ha quedado de otra que justificar la presencia de la Guardia Nacional en la frontera sur, así como los apoyos que se brindarán a países de Centroamérica: «Donde come uno, comen dos», es la fórmula de apoyo de México para Centroamérica. Pero no es cierto, se equivoca López Obrador, donde come uno, come uno, y si lo comparte, cada uno come la mitad. Hasta matemáticamente es erróneo.

Si usted divide uno entre dos, el resultado no es uno, el resultado es .5, es decir, la mitad de uno. Para que en un lugar coman dos, debe haber alimento para dos. Pretender quitar lo completo de un país para darle una parte a otro significa condenar a la pobreza a los dos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.