Las razones de Édgar Spinoso

Spinoso
Édgar Spinoso FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio.

¡Qué poco le duró a Jorge Winckler su “blindaje”. *** Este lunes Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, quien hasta el pasado viernes era titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (FGR), fue separado del cargo. De forma extraoficial se sabe que su salida obedece a “actos de corrupción que ya son investigados”. *** Fue a ese funcionario de la FGR al que visitó el aún fiscal de Veracruz Jorge Winckler, a principios del pasado mes de mayo, “para analizar los avances en las investigaciones de algunos casos que han lastimado y atentado en contra de los veracruzanos”, pero además, para “constatar los avances coordinados en las indagatorias que se siguen contra ex funcionarios públicos”. *** Nada de eso era cierto. Como se aclaró en este mismo espacio, apenas ayer, la verdadera intención de este encuentro era allanar el camino para una salida negociada de Jorge Winckler de la Fiscalía General del Estado, a partir de un eventual acuerdo de Miguel Ángel Yunes Linares con el gobierno federal. *** Ese blindaje ya se cayó y los problemas de Jorge Winckler se multiplican. Ha trascendido que en la Fiscalía Regional con sede en el puerto de Veracruz andan extraviadas cerca de cien órdenes de aprehensión, lo que provocó, por lo pronto, que fuera removido el titular de esa oficina, Carlos Jaír Paredes Hernández. En su lugar fue nombrado Jesus Abimael Herrera. *** El cielo se llena de nubarrones, en el panorama de Jorge Winckler Ortiz y de sus colaboradores.

* * *

Edgar Spinoso nunca intentó justificar su falta; explicarla sí.

Lo asume como “una reacción frente a la violación de un estado de derecho a la defensa de los bienes de la familia”.

La noche del domingo circuló en redes sociales un video, captado con un teléfono celular, en el que se observa y se escucha al exdiputado federal y exfuncionario del gobierno de Veracruz, en los momentos en los que le reclama de forma airada al abogado de la empresa constructora Mota Engel, quien irrumpió en un predio propiedad de la familia Spinoso que se encuentra en litigio, luego de que el entonces gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, dispusiera su expropiación.

En el video, que dura 50 segundos, se le observa a Édgar Spinoso fuera de sí, reclamando airadamente al abogado de la empresa y profiriendo amenazas, incluso algunas de muerte.

No había pasado ni una hora, cuando en las mismas redes sociales circuló la disculpa pública del exdiputado federal, quien habló personalmente con al menos dos de los reporteros que divulgaron las escenas.

Édgar Spinoso ofreció disculpa pública “por el ex abrupto cometido esta mañana del domingo, producto de las condiciones en que se dio el encuentro”.

Quienes conocieron a Édgar Spinoso en su quehacer político y en el servicio público, se habrán sorprendido de su comportamiento, muy lejano al mostrado en su papel de funcionario.

A quien se vio en el video fue, sin embargo, al Édgar Spinoso de rancho, hostil; aquel que creció en el campo, ese que resuelve sus diferencias “como los hombres” y que se transforma en un monstruo cuando atentan contra sus bienes o contra su familia.

Para cuando se percató de las consecuencias de su rabieta ya era tarde. Tendrá que hacer frente a las denuncias que ya se han presentado en su contra.

Pero vayamos al fondo de este conflicto.

Incluso desde antes de tomar posesión, Miguel Ángel Yunes Linares ya había anticipado que Édgar Spinoso era uno de sus objetivos, en esa cruzada contra los personajes vinculados a Fidel Herrera y a Javier Duarte.

El acoso no se limitó a su persona, sino que lo amplió hacia su familia.

Fueron dos años (o más, si se considera que desde que se supo ganador en la contienda electoral, Miguel Ángel Yunes Linares inició su cruzada contra los duartistas) de persecución, de campañas de linchamiento mediático.

El lodazal no sólo cubrió a Javier Duarte, sino que salpicó a sus colaboradores más cercanos.

Luego de enfrentar grandes retos en el ámbito personal, Édgar Spinoso concluyó su período como legislador federal y retornó a lo suyo, a su rancho, con los suyos, y se hizo cargo –entre otras cosas- de la defensa jurídica de los intereses familiares.

Fue en ese entorno que se suscitó el incidente del pasado domingo. Con papeles en la mano demuestra que la invasión de los predios de su familia se dio violentando resoluciones de jueces federales y asume que el secretario de Gobierno, Éric Cisneros, no fue bien informado sobre el status jurídico de esos terrenos.

Édgar Spinoso pasó por alto, sin embargo, que fue servidor público, que fue un personaje relevante de la política estatal y que cada uno de sus actos es y será medido con ese rasero.

Se le conoce como una persona inteligente, que mide con cuidado cada uno de sus actos.

La solución a este conflicto está en las Leyes y debe ser en ese ámbito donde se deben dirimir las diferencias.

A los tiranos se les combate con la Ley en la mano.

* * *

Epílogo.

El gobernador Cuitláhuac García hizo público su respaldo al proyecto de Ciudades Judiciales del Tribunal Superior de Justicia del Estado, presentado por el magistrado presidente Edel Humberto Álvarez Peña. El mandatario estatal reiteró que la buena relación entre los titulares de los tres Poderes está fincada en los principios de austeridad, combate a la corrupción y goce de la justicia, pues “hoy tenemos que actuar así; son las exigencias de los nuevos tiempos de la Cuarta Transformación”. *** Las 26 Ciudades Judiciales contarán con juzgados, salas de juicios orales, centros de mediación y convivencia familiar, salas de actuarios, oficialía de partes, defensoría de oficio, auditorios, estancias infantiles, administración general y se clasifican en cuatro tipos. ***  El magistrado Presidente del Poder Judicial en Veracruz, Edel Álvarez peña, dio a conocer que las 26 Ciudades Judiciales “marcarán el futuro de la justicia en Veracruz” y explicó que 21 de esos proyectos son realizados bajo el esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP) mientras que los otros cinco se realizarán con recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública que fueron gestionados por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez. *** El Poder Judicial de Veracruz es el primero del país en implementar el esquema de las APP para la creación de infraestructura. Las Ciudades Judiciales estarán en Medellín, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica, Orizaba, Tuxpan, Tantoyuca, Naolinco, Nogales, Pueblo Viejo, Ozuluama, Álamo, Chicontepec, Huayacocotla, Papantla, Martínez de la Torre, Zongolica, Tierra Blanca, Isla, Las Choapas, Coyutla, Perote, Cardel, Tezonapa, Misantla y Uxpanapa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.