Un barco llamado Veracruz da muestra de que anda a la deriva

El gobierno morenista de Veracruz es un barco a la deriva, sin rumbo fijo y sin buenos navegantes FOTO: WEB

Cuando decimos que alguien anda como un barco a la deriva, nos referimos para indicar que éste se encuentra a merced del viento o de las corrientes del mar, es decir, que no tiene rumbo fijo. En Veracruz hay varias secretarías que al parecer no encuentra puerto fijo. Sólo vamos a señalar tres que llaman nuestra atención. Comenzaremos con la Secretaría de Turismo, que dirige la pareja de baile del gobernador Xóchitl Arbesú, la misma que minimiza las declaraciones sobre derecho de piso que hace la delincuencia organizada a las agencias de viaje.

La señora no brilla por su eficacia, ni eficiencia. Según las cuentas alegres de Arbesú, la ocupación hotelera por el Salsa Fest 2019 está casi al 100 por ciento, eso dice ella, ya veremos qué dicen los hoteleros, pero si sus apreciaciones son como los cruceros que llegarían a Veracruz, pues ya nos fregamos.

La otra secretaría sin rumbo fijo es la de Seguridad, no hay día en que no haya un muerto o más; cada día hay más anuncios de negocios cerrados o de casas en renta por la ola de inseguridad que está azotando a las tierras veracruzanas. El secretario de Seguridad y la Guardia Nacional al parecer no acaban de coordinarse, mientras los malandros hacen de las suyas.

Y la cereza de pastel la pone la Secretaría de Salud, donde de plano no saben qué hacer ante el desabasto de medicina. Ni el gobernador ni el encargado de esta dependencia, Roberto Ramos Alor, saben cómo solucionar este problema. Y eso sólo es una pequeña muestra de cómo un barco llamado Veracruz, no tiene rumbo fijo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.