Despiden a mujeres del INAES; lo consideran un acto misógino

INAES
El recorte presupuestal del 70.97 por ciento al Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) ha ocasionado despidos. Se presume que al menos diez mujeres fueron despedidas de oficinas centrales. Además, en la delegación del estado de Veracruz, a dos mujeres les pidieron que firmaran su renuncia, sin importar que una de ellas tuviese siete meses de gestación FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. El recorte presupuestal del 70.97 por ciento al Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) ha ocasionado despidos.

Se presume que al menos diez mujeres fueron despedidas de oficinas centrales. Además, en la delegación del estado de Veracruz, a dos mujeres les pidieron que firmaran su renuncia, sin importar que una de ellas tuviese siete meses de gestación.

Sin embargo, se desconocen los motivos por los cuales la encargada de despacho Noemí del Carmen Valdiviezo Arellano, tomó esa decisión.

Se habla también de un acto “misógino” por la cantidad de mujeres que han sido despedidas recientemente.

Y es que esto comenzó a registrarse desde la llegada del Maestro Juan Manuel Martinez Louvier, quien reemplazó a la Doctora Narcedalia Ramírez Pineda.

Cabe recordar que Valdiviezo Arellano ya fue denunciada hace unos meses ante la Secretaría de la Función Pública por desvío de recursos, al utilizar los vehículos del instituto para favorecer a la exdelegada Nieves Aurora Casarín León, hermana del exdirector de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana (UV), Manlio Fabio Casarín León, e hija del reconocido notario de Coatzacoalcos Manlio Fabio Casarín Navarrete.

Las denuncias quedaron registradas con los folios 5440/2019 y 5437/2019.

El recorte presupuestal al INAES ocasionó que en febrero pasado se tuvieran que mudar las oficinas de la calle Veracruz, en el fraccionamiento Pomona, al edificio de la Secretaría de Bienestar, ubicado sobre la carretera Xalapa-Veracruz, donde la funcionaria también ha sido considerada “déspota” y “prepotente”.

Ella y sus dos más allegados, Paulina Llanos y Oswaldo Aquino, han violentado los reglamentos internos, al no registrarse en la entrada del edificio, checar las tarjetas y llegar a su lugar de trabajo con notoria impuntualidad.

Aquino hasta ha respondido de manera violenta cuando le han solicito que ayude con el inventario del mobiliario. Incluso, se presume que rompió parte de éste.

También se habla de que el trabajo no fue repartido de manera equitativa, pues al empleado Rafael Contreras Coyotl le diagnosticaron un derrame cerebral por estrés y presión laboral.

Él fue evaluado y calificado como “no satisfactorio”, después de 24 años de laborar en el INAES y padecer hostigamiento desde 2015.

Mientras esto sucede, Noemí del Carmen Valdiviezo Arellano ha sido observada en una relación amorosa con Juan del Sinaí Martínez, uno de los líderes de la Unión Campesina e Indígena Nacional (UCIN), organización que ha sido apoyada por el INAES, donde podría existir en conflicto de intereses.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.