La Reforma Educativa no tiene certeza y deja de lado la seguridad laboral, asegura García Escalante

Reforma
La Reforma Educativa no tiene certeza y deja de lado la seguridad laboral del sector magisterial, indicó el diputado local Rodrigo García Escalante, quien en voz de los integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) dijo que el futuro educativo en México queda en la incertidumbre FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. La Reforma Educativa no tiene certeza y deja de lado la seguridad laboral del sector magisterial, indicó el diputado local Rodrigo García Escalante, quien en voz de los integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) dijo que el futuro educativo en México queda en la incertidumbre.

Reiteró que no existe voto de confianza a la reforma, por la desconfianza e improvisación con la que fue realizada y aprobada, «pero especialmente porque fue pensada por Morena» para pagar los favores políticos a un sector del magisterio, olvidando que el pilar principal de la educación son los niños y adolescentes.

Con 34 votos a favor, 11 votos en contra y 0 abstenciones, se aprobó el Dictamen que reforma, adiciona y deroga los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política Federal en materia educativa.

El legislador panista, expresó su sentir en contra de la minuta sobre la reforma. Advirtió que la reforma por no contener certeza ni seguridad laboral para todos los trabajadores de la educación afectará a las siguientes generaciones.

En la tercera sesión ordinaria del Pleno, el legislador señaló que la reforma constitucional aprobada el pasado 9 de mayo en el Senado de la República, no fue analizada ni debatida como su naturaleza lo exigía, lo que la convirtió en una herramienta política usada por el partido en el Gobierno Federal a beneficio de un sindicato magisterial.

Lamentó que para su aprobación se haya utilizado al magisterio, específicamente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para presionar en razón de la abrogación de la reforma implementada por la pasada administración, y así proponer y aprobar su propia reforma.

Explicó que el PAN no se opone a una nueva reforma, sino a que su conformación se realice sin análisis, sin fundamento, sin saber qué pasará con los profesores que accedieron a incentivos obtenidos en las evaluaciones del desempeño docente.

«Con la reforma se vulneró también el mandato legal expreso de que el Presidente entregara la evaluación de impacto presupuestario, no se garantiza la viabilidad financiera del federalismo educativo, porque en ninguna parte se establece cuál será el mecanismo de asignación de recursos para que las entidades federativas atiendan las nuevas atribuciones que en materia educativa se les confiere», expresó.

Abundó que el hecho de aprobar una reforma sin conocer un diagnóstico previo de los resultados obtenidos por reformas anteriores para determinar las fortalezas y debilidades del Sistema Educativo Nacional, es irresponsable y pone en riesgo el futuro de la educación en México.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.