Taxco Virreinal

Taxco
Taxco, Guerrero FOTO: WEB
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / Ubicado en una ladera, la población de Taxco se constituyó como un importante campo minero, que junto con Cantarranas y Tenango formaron hacia 1570 el Real de Minas de Taxco, convirtiendo la explotación minera como una de las más importantes en la Nueva España. En la Independencia de México la población de Taxco tuvo un papel preponderante; en los primeros días del mes de enero de 1821 se reunieron en el convento de San Bernardino de Siena don Agustín de Iturbide, quien junto con el guardián fray Agustín Leon Leal y otros patriotas concertaron los preliminares de la entrevista con don Vicente Guerrero que dio por resultado los Tratados y el histórico abrazo de Acatempan. En 1929 el arquitecto norteamericano William Spratling formó en Taxco el primer taller de joyería en plata, impulsando una industria que con el tiempo convirtió a la ciudad en la capital mundial de la plata. Por su traza urbana y su extraordinaria arquitectura conservada, Taxco merece ser considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Joseph de Laborde (1699-1778) conocido como José de la Borda fue un hispano-frances quien llega a Veracruz en 1716 en la flota que trajo al virrey Baltazar de Zúñiga, marqués de Valero, para reunirse con su hermano mayor Francisco. De la Borda logra acumular una inmensa fortuna gracias a su peculiar talento en encontrar vetas abandonadas en las minas de Taxco y Zacatecas; llegando a ser considerado en su momento el hombre más rico de la Nueva España. De la Borda no era súbdito español y los extranjeros tenían prohibido dedicarse a la minería, situación que continuó hasta 1821. Para sortear la ley, siguió las recomendaciones de su hermano mayor Francisco, quien había tenido la fortuna de conocer en Sevilla a dos mineros taxqueños, Tiburcio de Juanes y Secundino Romero de Ayala, este último alcalde mayor del Real de Minas; con los años se convierte en un gran benefactor en la región de Taxco. Después de la muerte de su esposa Teresa Verdugo, encauzó sus esfuerzos a lo espiritual, proponiéndose, en lugar de conformar un mayorazgo, dedica su fortuna a sus hijos y al servicio de Dios. Actualmente es mejor recordado a través de distintas obras arquitectónicas que patrocinó, siendo el templo de Santa Prisca la más importante.

La iglesia de Santa Prisca es el ejemplo más completo del barroco mexicano, una extraordinaria obra de arte que inicia su construcción a mediados del siglo XVIII. La influencia del poderoso minero fue tal, que exige al gobierno de la Nueva España total libertad en el diseño de la obra. El 12 de febrero de 1751 presenta en el Palacio Virreinal los planos trazados por el arquitecto Cayetano de Sigüenza, esa misma fecha pide licencia para construir el nuevo templo de Taxco, sin la intervención de ninguna autoridad religiosa o laica, por los inconvenientes y contrariedades que pudiesen traer en los dictámenes. Cuestionado por el arzobispo Manuel Rubio y Salinas sobre las condiciones de la edificación, logra su autorización y la del virrey Juan Francisco de Güemes, conde de Revillagigedo, para llevar a cabo tan ambicioso proyecto. Santa Prisca es desde cualquier ángulo un prodigio donde la arquitectura, escultura y pintura se funden en un monumento a la belleza. En su afán por dejar un espectacular legado, don José de la Borda contrata al mejor pintor de la época Miguel Cabrera, cuyos lienzos pueden apreciarse en su interior. El retablo mayor está dedicado a la Purísima Concepción y a los santos patronos de Taxco: Santa Prisca y San Sebastián.

Hablar de Taxco, es hablar también de otros sitios de interés, como es el caso de la Casa Figueroa, también conocida como “casa de las lágrimas”, la cual fue construida en el siglo XVIII para el Conde de la Cadena, un influyente magistrado y amigo de don José de la Borda. La leyenda de esta antigua casona se debe a que fue construida por habitantes de la antigua tribu tlahuica, quienes con su trabajo pagaban tributo y eran tratados cruelmente con castigos e injusticias -de ahí el nombre de las lágrimas. A lo largo de los años ha tenido diversas funciones, cuartel en la independencia, reformatorio, Casa de Moneda, entre otros usos. A finales del siglo XIX pasó a manos de una familia española, de la cual solo quedó una anciana de nombre Basilisia que escondía entre los muros de la vieja casona su fortuna y joyas -en la actualidad se pueden apreciar en la alcoba principal aquellos escondites. La casona estilo colonial cuenta con detalles en talavera, habitaciones de época y puertas secretas; hoy convertida en un museo.

La casa Humboldt es un edificio estilo barroco que fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII, conocida en su momento como “casa Villanueva” o “del Hospital”. El 5 de abril de 1803 sirvió de hospedaje al naturalista alemán Alexander von Humboldt; en 1936 inicia la reconstrucción de la casa, salvándola del sismo de 1938. Actualmente alberga el Museo Virreinal, exhibiendo en su interior interesantes piezas de arte sacro; fue inaugurado en 1988.

Un personaje ilustre de Taxco es sin duda don Juan Ruiz de Alarcon y Mendoza, quien nació en el siglo XVI, con fecha inexacta. Fue un dramaturgo novohispano del llamado Siglo de Oro; entre sus obras destacan “La Verdad Sospechosa”, que constituye una de las piezas clave del teatro barroco, comparable con las mejores obras de Lope de Vega o Tirso de Molina. No fue bien valorado por sus contemporáneos y su obra permaneció en el olvido hasta bien entrado el siglo XIX, cuando fue rescatada por Juan Eugenio Hartzenbusch.

Los recorridos históricos con Xalapa Antiguo son una ventana al pasado, son una reconciliación con nuestra historia y una forma de conocer la riqueza cultural que tiene México. Agradecemos a don Nicolás Brito López de Taxco, Guerrero por las explicaciones in situ, y por las atenciones prestadas para la realización de un importante viaje por una de las regiones más bellas de nuestro país.

Recuerda que México es tu museo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.