Lorenzo Portilla empleado del gobernador en turno; auditores sólo sirven para extorsionar

Lorenzo Antonio Portilla FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Avenida Principal, Carrusel

Cómo se habrá sentido Lorenzo Portilla cuando el auditor Superior de la Federación lo definió como un “empleado del gobernador”. Sí, también dijo que particularmente él es de los «más destacados y experimentados», pero finalmente un empelado del gobernador en turno. Será por ello que, durante el gobierno de Javier Duarte, Lorenzo Portilla brilló por su ausencia.

Millones y millones de peos desfalcados, presupuestos derrochados, participaciones adueñadas por un grupo de funcionarios públicos y secuaces que se valieron de esa ausencia o quizá complicidad. David Rogelio Colmenares tiene razón, los auditores en los estados no sirven ni para el bendito, antes bien es un puesto del que ellos se pueden servir.

Pues a manera de extorsionadores, pueden amagar a alcaldes y funcionarios públicos para que aflojen una lana a cambio de que las cuentas de sus municipios o secretarías cuadren; o si no, que le pregunten a los sobrinos de Lorenzo Portilla.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Ahora no conforme quiere tener acceso a las bases de datos del SAT y bancos que riesgo se aprovecharía para darle mal uso como extorsiones aguas con esa autorización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.