De bodoques y otras aberraciones; a Cuitláhuac lo traiciona el subconsciente

Reza el dicho bíblico: «De la abundancia del corazón, habla la boca». Sigmund Freud lo habría dicho de otra manera: «A todos nos traiciona el subconsciente». El subconsciente es eso que tenemos enterrado en la parte más recóndita del pensamiento pero que aflora con un estímulo que puede ser una imagen, una palabra, un sonido; cualquier provocación externa. Entonces aflora una verdad que a veces ni siquiera nosotros conocíamos. En Martínez de la Torre, el candidato de Morena a la gubernatura de Veracruz, tuvo un episodio en el que al parecer lo traiciona el subconsciente.

Cuando se estaba refiriendo a Yunes Linares e hijos, Cuitláhuac García enunció la palabra “bodoque” como significado de algo que en su mente no fue el hijo de Yunes Linares, a saber, Miguel Ángel Yunes Márquez. El significante que apareció en su mente fue uno de los hijos de Andrés Manuel López Obrador: «Ahí anda el hijo, el bodoque de Andrés…». De inmediato quiso corregir, pero ya el subconsciente lo había traicionado. Hasta sus compañeros de partido se miraron entre sí y no faltó quien soltara una leve sonrisa.

Cuando la Biblia anota: «De la abundancia del corazón habla la boca», también se refiere a lo mismo. Las cosas que uno trae en el corazón son las que sin querer a veces enunciamos. ¿Piensa Cuitláhuac García que uno de los hijos de AMLO es un bodoque? Él dirá que no, pero su subconsciente dice que sí.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.