Si usted cayera en estado de coma, ¿cuál sería su decisión, mantener la esperanza hasta el último minuto o partir con los buenos recuerdos?

Raymond Carver y Tess Gallagher FOTO: WEB

Una noche, un libro, una cama, sucede que una conversación basada en los pequeños detalles que por falta de sueño se dan, se convierten en infinitas incógnitas que podrían dar como resultado decisiones inesperadas. En el cuento de Raymond Carver, “Quien quiera que hubiera dormido en esta cama”, se plantea un cuestionamiento sobre la elección de nuestro destino, si es que en nuestro destino por supuesto cayéramos en la desgracia de vernos en el drama de entrar en estado de coma.

En el cuento, una pareja insomne se compromete a cumplir su palabra de que, si un día cayeran en estado de coma, alguno de los dos, cada uno debería cumplir el deseo del otro. La mujer le dice que, si ella cayera en ese estado, él debería mantenerla todo el tiempo posible conectada. Por otro lado, el hombre lo que quiere es que lo desconecten, pues para él, regresar de ese estado vegetal seria como regresar con un problema psicológico.

Si usted algún día cayera en estado vegetal, ¿cuál sería su último deseo? ¿Mantendría la esperanza de algún día regresar o simplemente dejaría de causar “molestias” y partir con los buenos recuerdos? A veces las pláticas de insomnio durante la noche deberían ser grabadas para así jamás olvidarlas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.