Sara Ladrón no respalda a sus académicos, pero sí a los delincuentes; ya empezó Rodolfo “Chico” Julio” Mendoza a hacer de las suyas

Desde que Rodolfo Mendoza llegó a Difusión Cultural de la Universidad Veracruzana, muchos se pusieron en alerta, pues sabían cómo se manejaba este sujeto que tiene graves problemas de alcoholismo, como bien dejamos documentados. Sabían de su paso por el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), donde hizo de las suyas, pero además del abuso que cometió en contra de Sergio Pitol, Premio Cervantes de Literatura. Ya en Difusión Cultural, Mendoza Rosendo como director empezó a hacer de las suyas.

Nos reportan que ya nombró a una incondicional suya, una funcionaria postadolescente de 26 años a la que ya hizo Directora de Grupos Artísticos, pasando por alto la misma legislación de la UV. De acuerdo con los estatutos de la UV, para ser autoridad unipersonal o funcionario se deberá cumplir con los siguientes: «Ser mexicano; tener más de treinta y menos de sesenta y cinco años de edad, poseer título de licenciatura y preferentemente estudios de posgrado relacionados con el área en que se va a desempeñar; tener cuando menos cinco años en el ejercicio de su profesión; tener experiencia en el ámbito de la función de la entidad académica o dependencia, y de las atribuciones y responsabilidades del cargo».

Pues Guadalupe Monserrat Sánchez Herrera, la neolicenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, sólo cumple el requisito de ser mexicana, pero no cumple con los siguientes requisitos, ya que ella apenas tiene 26 años y se tituló hace dos años, por lo mismo no tiene experiencia en el cargo que la impone “Chico Julio” Mendoza.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.