Chayo Robles y Anaya le hacen al tío Lolo

Ricardo Anaya; Rosario Robles FOTO: WEB

Entre triangulación de recursos y empresas fantasma, Rosario Robles y Ricardo Anaya tratan de justificar las acusaciones que pesan en su contra por el uso de empresas fantasma. La exjefa de gobierno y experredista sobreviviente del affaire con Carlos Ahumada, quien fuera rescatada del ostracismo por Enrique Peña Nieto, es acusada por desvío de recursos. Tan sólo de Sedesol no se ha podido justificar más de mil trecientos millones de pesos.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, se vio nerviosa y a ratos molesta con las preguntas, que le hicieron esta mañana en el noticiero de Carlos Loret de Mola. Declaró que no le encontrarán departamentos ni casas ——vaya, como si eso fuera lo que importara—, lo que realmente importa es que ese dinero aparezca, ya que hay fuertes sospechas que se usó para pagar campañas del PRI.

Por otro lado, el Chico maravilla se contradice y nunca quiso reconocer si es amigo de Cobreiro, el empresario que trianguló fuertes cantidades de dinero mediante el uso de empresas fantasmas. Lo cierto es que los mexicanos, de antemano sabemos, que ni a Chayo, ni a Anaya los tocarán. Ellos forman parte de la guerra sucia que siempre acompaña a las campañas electorales.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.