Dante, el “papito” de Anaya, lo interrumpe y marca línea; pactar con Dante Delgado fue como venderle su alma al diablo, a un “pobre diablo”

Dante Delgado Rannauro, el papito de Ricardo Anaya FOTO: WEB

Los del PAN-PRD ya se están dando cuenta que pactar con Dante Delgado fue como venderle su alma al diablo, bueno, a un “pobre diablo”. Y es que el señor, como si fuera el “papi” de Anaya (tiene edad para ser su abuelo), ya interrumpe sus conferencias de prensa y le impone las maneras como se ha de comunicar con los reporteros.

Cuando los reporteros quisieron hacer pregunta a Anaya sobre López Obrador, Dante interrumpió: «Todo lo que teníamos que decir ya se dijo durante la intervención de Ricardo y que tuvo su servidor. Les quiero agradecer a todos su interés, pero permítanme que a partir de ahora en la estrategia de construcción de un nuevo México le demos dimensión a lo que significan los comunicados políticos y no la entrevistas banqueteras, en donde se pegunta lo que se quiere».

En Veracruz el costo puede ser más alto, y es que Dante presionó duro para que le dieran espacios inmerecidos donde seguramente van a perder. Eduardo Sánchez Macías, al que el gobernador calificara de delincuente, estuvo junto a Yunes Márquez en campaña y será candidato de la misma alianza gracias a Dante, quien no tiene empacho en meter como contendientes a sujetos de la peor calaña.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.