Raúl Cervantes, el malogrado #FiscalCarnal, quiere un escaño en la Suprema Corte

Pitazo
Raúl Cervantes FOTO: LA JORNADA

Con la salida del que pretendía ser el #FiscalCarnal por nueve años, se cierra un capítulo de presiones partidistas. Pero mientras agarra sus maletas, Raúl Cervantes nos informa que la investigación del caso Odebrech se ha concluido. No obstante, no informa cuántas órdenes de aprensión hizo ni cuántas vinculó ha proceso sobre este caso. Desde luego que podrá alegar que es información confidencial y que ésta puede ser conocida hasta que un juez lo dictamine, sin embargo, queda la sensación de que no pasará nada con este enredo de corrupción y soborno que involucra directamente a uno de los miembros consentidos del sistema, Emilio Lozoya.

Por lo pronto, el presidente Peña ha dejado ver que el nombramiento del fiscal de la nación puede esperar hasta después de las elecciones del 2018. Una de las versiones de la renuncia de su amigo Raúl Cervantes es que éste buscará uno de los escaños en la Suprema Corte de Justicia.

El empoderamiento de las diferentes fuerzas políticas lo dejó fuera nuevamente y ocasionó un desgaste para el PRI y, por supuesto, para el Gobierno Federal. Ya se verá si el presidente Peña consigue guardaespaldas después de las elecciones. Por cierto, si gana AMLO dudamos que vaya a ser.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.