Silva sólo regularizó pagos a empresas fantasma; pero se dice inocente. ¡Inocente!

Cisne
Alberto Silva Ramos (el Cisne) FOTO:PATTY BARRADAS/FOTOVER

No basta con que Alberto Silva se diga inocente para que la Fiscalía del Estado de Veracruz desista del desafuero en su contra; no basta que Alberto Silva diga «yo no fui, fue mi antecesor» para que la Fiscalía deje de investigarlo. Alberto Silva declara ante el ministerio público que la contratación de empresas fantasma no le correspondió a él, que él, como coordinador de Comunicación Social, sólo regularizó los pagos a esas empresas.

¿Cómo? Pues consiguiendo facturas que justificaran las cantidades pagadas, facturas de esas empresas fantasma. El bienintencionado Alberto Silva, tan sólo en 2014, regularizó pagos a empresas fantasmas por la simple cantidad de 500 millones de pesos. Por cierto, las empresas a las que regularizó pagos son las mismas empresas fantasma que cobraron facturas en Salud, Educación, Desarrollo Social y DIF Estatal; cabe recordar que en Desarrollo Social él fue también titular en algún momento.

Silva pide que la Fiscalía se deje de argüendes con eso del desafuero, pues eso afecta sus derechos humanos. Miren que hacerlo ver como un delincuente, ahora que está recién casado, eso le debe tener muy mortificado en su luna de miel.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.