Caso Lesvy; si alguien se quiere matar, no hay que dejarlo

Lesvy
Lesvy Berlín Osorio FOTO: WEB

De modo que no se trata nada más de que si una persona se quiere morir pues hay que dejarla. La muerte de la joven Lesvy nos deja una gran lección, tanto para las autoridades que deben dejar la práctica de revictimizar, así como para aquellos que piensan que, si una persona se quiere morir, pues hay dejar que lo haga. Uno no puede permanecer pasivo cuando una persona está intentando suicidarse.

De acuerdo con las autoridades capitalinas, el novio de Lesvy contempló, sin intervenir, cómo la chica se ahorcaba con el cable de teléfono en las instalaciones de la UNAM. Por esa razón, la Procuraduría capitalina está acusando a este joven de 29 años de homicidio simple doloso al no impedir que la joven se suicidara. La misma procuraduría señala que existen videos donde se capta que minutos antes este joven golpeó a la muchacha.

Por este delito la persona puede sufrir una pena de seis meses a tres años de prisión. Sin embargo, los familiares de la joven insisten en que se califique la muerte de Lesvy como feminicidio, para que la pena contra el novio sea más severa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.