El asesinato de Javier Valdez, un balazo más a la libertad de expresión, un bloque más al muro de la impunidad

Javier Valdez Cárdenas, periodista asesinado en Sinaloa FOTO: DEBATE.COM

El asesinato de Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Riodoce en Sinaloa y colaborador del periódico La Jornada es una afrenta más en contra del gremio periodístico. Es un balazo más a la libertad de expresión, pero es también un bloque más al muro de la impunidad. Porque en este momento el gobierno está sacando el famoso discurso de «llegaremos en la investigación hasta las últimas consecuencias», o «vamos a atrapar al quien perpetró este crimen no importa quien caiga».

Ya les conocemos el discurso, pero ellos no nos conocen la indignación; ya les conocemos la maña, pero ellos no nos conocen la entereza. Por lo que vemos al gobierno de Peña Nieto no le importa salir de la lista de los países más riesgosos para ejercer el periodismo; no le importa que México sea un país donde matan a los periodistas.

Hasta parece que el mismo gobierno, con su ineficiencia, por su omisión y a veces hasta por su colusión, fomenta este ambiente adverso al que los periodistas nos tenemos que enfrentar todos los días.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.