En Veracruz, los demonios andan sueltos desde el fidelato y el duartismo

Percepción
Javier Duarte y Fidel Herrera / Foto: efacico.files.wordpress.com

Y de nuevo aquella frase de «los demonios andan sueltos», cobra vigencia, sobre todo en Veracruz. La pelea férrea entre los cárteles delincuenciales por una plaza importante que domina todo el golfo de México, desde el sur hasta el norte y con un mercado importante en el centro del Estado de Veracruz, ha traído un ambiente cargado de violencia e inseguridad. Es una verdad entre corrillos que los poderosos grupos delincuenciales, desde el fidelato y el duartismo, coparon todas las esferas gubernamentales.

Los maleantes protegidos por las mismas autoridades lesionaron y lastimaron a cientos de familias veracruzanas. El descubrimiento de las fosas llenas de restos óseos es la punta del iceberg y una muestra de la descomposición social ocasionada por la brutal impunidad entre autoridades y malandros. Hoy se alzan voces a cuello exigiendo resultados inmediatos, sin embargo muchos olvidan que estas muertes fueron el resultado de 12 años de terror y angustia.

Hoy existe voluntad de hacer las cosas bien, no obstante la resistencia de grupos de poder y el reacomodo de grupos delincuenciales, dificultan el trabajo ministerial. Sociedad, autoridades y medios debemos involucrarnos para apoyar los esfuerzos que hagan el Gobernador y la Fiscalía, es por el bien de todos, es por el bien de Veracruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.