Durante dos años y medio, el líder del SNTE no ha querido encarar a Elba Esther Gordillo

SNTE
Juan Manuel Díaz de la Torre FOTO: WEB

Una persona que siente miedo ante situaciones difíciles o muestra falta de valor para emprender acciones peligrosas o que conllevan cierto riesgo, se le puede catalogar como cobarde. Pues ese término le queda perfectamente a Juan Díaz de la Torre, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Resulta que, durante dos años y cinco meses, y pese a que sus ausencias reiteradas ya le han ocasionado problemas legales como son las multas e incluso una orden de arresto, el líder del SNTE no ha querido enfrentarse a la persona que lo cobijó y lo hizo crecer políticamente dentro del sindicato magisterial. Se esperaba que el pasado jueves, Díaz de la Torre asistiera a una audiencia en uno de los juicios abiertos contra Elba Esther Gordillo.

Pues como el güero líder sindical tiene miedo de enfrentarse a su mentora, un juez federal lo multó con siete mil 304 pesos. Además de multarlo económicamente, el juez volvió a girar un nuevo citatorio para que comparezca el próximo 23 de febrero en calidad de testigo bajo la advertencia de que nuevamente será multado en caso de ausencia injustificada.

Y es que para los abogados de la maestra Elba Esther Gordillo es importante la presencia de este traidor líder, porque pretende interrogarlo en relación a los manejos de recursos del SNTE, los cuales la PGR imputa que fueron desviados y lavados en beneficio de Gordillo y su familia.

Se recordará que la firma de Díaz de la Torre es una de las autorizadas en la cuenta bancaria del sindicato de la que salieron cientos de millones de pesos en transferencias que la procuraduría considera ilícitas. Así que ahora se entiende por qué el traidor líder apoya todas las sugerencias del Gobierno Federal; en los hechos, el güero está bien empinado ante sus amos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.