DGCS: quiénes y cuánto

DGCS
Xalapa, Ver.- La coordinadora de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Irma Chesty Viveros, esta mañana comparecio ante diputados de la LXIV Legislatura de Veracruz con motivo de la Glosa del VI Informe de gobierno. FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión

Salvador Muñoz / Después del 23 de noviembre, quien esté interesado en conocer con quién y de cuánto es el convenio que tienen diversos medios de comunicación por la difusión de las actividades de Gobierno del Estado, lo podrá hacer, sea vía petición o plataforma de transparencia. Ése fue el compromiso que contrajo la coordinadora de Comunicación Social Irma Chesty Viveros, dentro de lo que fue su comparecencia y quizás también fue de lo más positivo que haya arrojado hasta el momento la presencia de cualquier funcionario del Gobierno que fenece ante los diputados de la LXIV legislatura.

Con un mes y día de haber asumido la titularidad de esta área de Gobierno, a la Coordinadora igual le tocó pagar los platos rotos de dos de sus antecesores, que si bien fueron señalados por algunos diputados por nombre y apellido, delegaron en Irma Chesty la responsabilidad ajena, como es seguro que igual ocurra a Tula Guerrero, quien recientemente asumió la secretaría de Finanzas. Si a Chesty con dos le fue complicado; a Tula, con al menos cinco antecesores que están en el ojo del huracán, ¡quién sabe cómo le vaya!

II

La comparecencia de Irma Chesty junto con los reproches que le hicieron algunos legisladores, además de otros que cuestionaron, también arrojó otros datos interesantes, como el hecho de que ante una serie de inconsistencias que encontró cuando asume la Coordinación, firma bajo reserva y además hace del conocimiento a la Contraloría General del Estado para que, una vez que analice tales, proceda conforme a derecho.

Pero no fue todo. La Coordinadora comentó que, después de que la secretaría de Protección Civil así como la Sedecop fueran requeridas por el Sistema de Administración Tributaria tras salir a relucir una empresa que está siendo investigada, consideró que la indicada para responder era la Coordinación de Comunicación Social; se atendió al SAT y hasta el momento, se está entregando la documentación requerida… “No vengo a cubrir a nadie ni llego a disfrazar errores”, concretó.

III

¿Cuál es el problema de la Coordinación General de Comunicación Social? Para algunos, ese sistema de difusión que durante gran tramo del sexenio evadió la realidad de una sociedad que era/es testigo de la inseguridad y su caja de Pandora que reina en esta entidad desde hace ya una docena de años.

Para Irma Chesty, en su papel de Coordinadora, el principal problema de la dependencia radica en la falta de pago a medios de comunicación y es curioso, porque con un presupuesto de 69 millones de pesos, donde un alto porcentaje es para el pago de casi 150 empleados, no se entiende que haya una deuda a medios por más de 300 millones de pesos, los que por cierto, tiene que pagar Sefiplan, dependencia que se encarga de ello.

Si bien es cierto que los diputados redundaron en pedirle a Irma Chesty que diera a conocer nombres y montos de las empresas con las que hay convenios, destacó la Coordinadora que por Ley, no puede dar a conocer tal, pues hay una cláusula de confidencialidad que protege esos datos. Aunque hay que aclarar que ésta, por resolución de la Suprema Corte de Justicia, se echa abajo, por lo que, a partir de este 23 de noviembre, podremos saber tal información aunque todo indica que será de poco ayuda ante la ausencia de pago a los medios.

IV

Pero, ¿quién dictaminó esa cláusula? Quién sabe, pero hoy hay la oportunidad para que los legisladores transparenten el papel de esta área de Gobierno que ha sido ocupada durante muchos sexenios para el lucimiento de la autoridad en turno…

Hace poco, Tomás Mundo Arriasa daba un dato interesante: la Gaceta Oficial del Estado del 31 de marzo del 2008, restringe y da calidad de confidencial la información de la entonces Dirección General de Comunicación Social, lo que parece que da manejo discrecional de los recursos asignados a dicha área.

Entonces, hay que retomar la pregunta al inicio de este punto: ¿Quién autorizó esto? Desde una perspectiva simple, los que ahora reprocharon y cuestionaron a Irma Chesty: los diputados… ¿qué? ¿que fueron los de anteriores legislaturas? ¡Claro! Como igual fueron los antecesores de Irma Chesty y Tula Guerrero, con la diferencia de que los ahora diputados y estos funcionarios tienen la oportunidad de cambiar Veracruz… al menos, algo bueno arroja la comparecencia de Irma Chesty a comparación de las otras… el jueves podremos estar hablando de transparencia en Comunicación Social…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.