En la SEV sobran las ratas de dos patas

Ratas
Édgar Spinoso, Adolfo Mota y Vicente Benítez

ladronCanta la oriunda de Alto Lucero, Veracruz: «Infrahumano, espectro del infierno, maldita sabandija. Cuánto daño me has hecho. Alimaña, culebra ponzoñosa, deshecho de la vida te odio y te desprecio». Al conocer que la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) debe dos mil 554 millones 804 mil 555 pesos a constructoras, proveedores de papelería, comercializadoras de equipo para aulas, librerías, instituciones de crédito, aseguradoras y la lista continua, nos quedamos cortos con los calificativos que Paquita la del Barrio inmortalizara en su canción Rata de dos patas.

La SEV está en quiebra. La situación resulta crítica y el futuro inmediato para las escuelas resulta desolador. No por algo se han intensificado las manifestaciones de repudio y rechazo de maestros y jubilados contra la administración del peor gobernador que ha tenido el estado de Veracruz. Adolfo Mota, Édgar Spinoso y Vicente Benítez son las cabezas visibles de la cloaca. Deben una explicación al pueblo de Veracruz, a los maestros y los jubilados.

¿Dónde está el dinero que la Federación mandó puntualmente a los estados para el rubro educativo? Estos tres funcionarios corruptos —y nos quedamos cortos al llamarlos así— siempre estuvieron bajo la tutela y manto protector de Duarte. El gobernador en desgracia los premió y blindó con fuero legislativo, sin embargo, les recordamos que éste no es eterno, tarde o temprano tendrán que enfrentarse a la justicia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.