Satisfecha de ser UPAV: María del Carmen Sanjuan

Satisfecha
María del Carmen Sanjuán Prieto de 45 años de edad, egresada de la licenciatura de Trabajo Social por la UPAV
- en Comunicados

Ciudad Alemán, municipio de Cosamaloapan, Ver. Soy la persona de mayor edad de este lugar que estudió la licenciatura de Trabajo Social en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz y es por ello que adultos y jóvenes me han visto como ejemplo a seguir porque nada me detuvo para cursar mi carrera y después trabajar; me siento realizada porque logre mi cometido y porque gracias a ello hoy tengo mi propio negocio”, expresó María del Carmen Sanjuán Prieto de 45 años de edad.

Me siento un ejemplo para los adultos y jóvenes de esta comunidad porque soy una de las personas de mayor edad que ha estudiado sin importarle la edad y la condición económica; soy ama de casa, madre de familia, trabajadora y como yo lo eran mis compañeras que también se esforzaron por salir adelante, eso es lo que los demás ven, que el esfuerzo tuvo su recompensa”, señaló.

Indicó que el cursar sus estudios en la UPAV fue gratificante porque era una opción educativa que llegó hasta ese lugar para revolucionar y despertar el sueño de muchos que dejaron de prepararse por cuestiones económicas y familiares, “prácticamente la educación superior llegó hasta la puerta de nuestras casas”.

Agregó que en su momento contó con la sapiencia y experiencia laboral de quienes fueron sus asesores solidarios, aquellos que con la vocación de servicio y el compromiso de realizar una actividad adecuada, aportaron demasiado para que ella y sus compañeros egresaran con grandes expectativas.

Dijo que las personas que estudian en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz provienen, en su gran mayoría de otros lugares atraídos por la oferta que la institución les otorga de trabajar en los días hábiles de la semana y los fines de la misma, prepararse para poder mejorar el nivel de vida de sus familias con el desarrollo de su profesión de manera responsable.

Como mujer me siento plena, realizada, alcance mi sueño de tener estudios de licenciatura, además de que trabaje en una empresa desarrollando lo aprendido y eso me permitió tener en su momento mi propio negocio que hoy sigo atendiendo; el educarse nunca está de más, por el contrario hace crecer a la persona y convertirla en un buen ciudadano”, destacó.

Agradeció el apoyo que en su momento le otorgó su familia porque sabían que tenía que dejar a sus hijos a su cuidado para acudir a sus asesorías, para realizar sus deberes escolares y para realizar su servicio social; su ayuda, dijo, fue vital para concluir sus estudios.

Finalizó al mencionar que se siente satisfecha de haber estudiado en esa universidad, por lo que invitó a quienes desean prepararse a que lo hagan en esa casa de estudios que tiene las puertas abiertas para todos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.