UPAV motiva el servicio de sus estudiantes en favor de sus semejantes: AGC

- en Comunicados

Huayacocotla, Ver. “El ser humano está llamado a ayudar a sus semejantes, a poner en práctica su humanidad en apoyo de aquellos que más lo necesitan y sobre todo los que tienen la salud afectada, por lo que el haber concluido mis estudios de la licenciatura en Enfermería de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz me permitirá desarrollar esa actividad apostólica entre las personas de este lugar y de las comunidades aledañas en donde es difícil que puedan acceder a servicios médicos, por lo que agradezco a esa institución la formación que recibí por parte de los asesores solidarios de esa casa de estudios”, dijo Adriana Guadalupe Cruz Torres de 28 años de edad al concluir sus estudios correspondientes en esta institución.

Señaló que desde siempre le ha llamado la atención la actividad de las enfermeras, por lo que en cuanto se enteró de la presencia de la UPAV y de la licenciatura de Enfermería decidió ingresar a ella aunque cada 8 días tuviese que viajar a Chicontepec, Ver., que fue el lugar en donde se instaló la sede la universidad.

Indicó que a pesar de lo tedioso que puede ser viajar de manera constante, no se arrepiente del esfuerzo y de haber dejado por mucho tiempo a su familia por que el logro que alcanzó es enorme y  en el participaron todos sus seres queridos al apoyar su sueño, su deseo de prepararse y sobre todo porque siempre pensó que al desarrollar su profesión lo haría para poyar a sus semejantes y con ello mejorar la condición de vida de su familia.

Expresó que con la llegada de la UPAV a esta región la situación se ha modificado de manera paulatina porque a jóvenes y adultos de esa zona serrana se les dio la oportunidad de concluir su educación superior con un mínimo de esfuerzo.

Dijo que los egresados de Enfermería de la UPAV están obligados a brindarse en su totalidad para atender a quienes se encuentran quebrantados de su salud y tomar en cuenta que la actividad no es solo  realizar curaciones, aplicar sueros e inyecciones o darles los medicamentos que le son recetados por los médicos, sino que va más allá, “ser como sus familiares porque muchos llegan solos a ser atendidos por el costo que representa a su familia el estar cerca de ellos”.

Reiteró la necesidad de las comunidades de la región de contar con profesionales de la salud, médicos y enfermeras, para subsanar las carencias que en ese renglón tienen los habitantes de las mismas por lo que quienes estudian en la universidad del pueblo son personas comprometidas y desean dar lo mejor de sí como es su caso.

Aseveró que los asesores solidarios que se encargaron de conducir su aprendizaje son profesionales que se encuentran inmersos en el desarrollo de su profesión y eso fue de gran ayuda para que ella y sus compañeras aumentaran su conocimiento, además de investigar por cuenta propia de manera documental o en línea.

“La UPAV es una universidad que brinda a sus estudiantes muchas posibilidades de desarrollo, por lo que considero que es una institución que tiene las puertas abiertas para toda persona que desee superarse y modificar su existencia. Estoy orgullosa de haber concluido mis estudios y ser parte de esta universidad”, finalizó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.