Para los obstinados, un “Destape” no tiene que ser un acto oficial

puntoreunionPara aquellos que no quieren ver lo evidente, aquellos que se resisten a la candidatura de Héctor Yunes porque les conviene seguir cobrando a los aspirantes obstinados, un destape no tiene que ser un acto oficial, un destape puede ser un pronunciamiento o, como ayer en el rancho Rosa del Alba, la adhesión de los grupos más fuertes de un partido y el acatamiento de un buen número de activos políticos. No se recuerda un acto en el que se haya reunido a semejante cantidad de alcaldes, diputados, locales y federales, algunos senadores y cientos de líderes campesinos. Todos en torno a una sola figura. Un destape, señores, no tiene que ser un acto oficial. Las formalidades esperan los tiempos del PRI. Sólo un reto para los que se resisten: junten esa cantidad de alcaldes, diputados, líderes, todos ellos activos políticos en torno a su persona. ¿No pueden? Porque ustedes no serán los candidatos. ¿El gobernador? ¿El gran elector? Ese ya dobló las manitas y sólo le queda buscar una buena negociación.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.