El origen de los Santos Inocentes

- en Avenida Principal, Carrusel

CoronaEl 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes en México, es una fecha en el que según la consigna popular se tiene permiso para hacer bromas al prójimo. Se pide dinero prestado con la intención de no pagar, se le avisa a la persona que la grúa se llevó su auto, que se le murió la mascota, o que la mujer ya lo dejó por el Sancho. Pesadas las bromas como la que preparan en algunos lugares de mucho tránsito en el que se clava un billete o una moneda y se espera a que un inocente trate de recogerlo. Terminada la broma se suelta la consabida cantaleta: «Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día en nadie se puede confiar». Pero originalmente los santos inocentes fueron los niños que asesinó Herodes cuando buscaba al recién nacido Jesús. Dicen los evangelios que al rey Herodes le avisaron que había nacido el rey de los judíos, pero este monarca era entonces el único rey de los judíos por lo que vio amenazada su corona. La noticia se lo dieron unos astrólogos orientales que se dirigían a conocer a ese rey. Herodes les dijo que le avisaran donde estaba para que él pudiera también adorarlo, pero los astrólogos, a quienes la tradición conoce como los Reyes Magos, fueron avisados providencialmente que no fueran con Herodes y se desviaron. Al verse engañado, Herodes mandó matar a todos los niños menores de dos años, esperando que entre los sacrificados estuviera ese rey que había nacido. Como ven, nada de broma tiene el origen de este día.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.